Conspiración de los Iguales


La Conspiración de los Iguales fue un fracasado movimiento revolucionario que tuvo lugar en 1796 durante la Revolución francesa y que estuvo encabezado por François Babeuf, cuya ideología suele considerarse el antecedente o el germen del comunismo. Pretendía derrocar el Directorio para instaurar un régimen que garantizara la «igualdad perfecta».

Tras el triunfo de la Revolución francesa, François Babeuf, al igual que los jacobinos y los sans-culottes, defendió que la finalidad de la sociedad era «la dicha común» y que se debía asegurar «la igualdad de goces». Pero su experiencia durante esos años —especialmente su participación en el movimiento agrario de Picardía de 1790 a 1792 en contra del pago de indemnizaciones a los señores por la «supresión del régimen feudal», además de pedir la distribución de los bienes del clero entre los campesinos «mal acomodados» en forma de arrendamientos a largo plazo— le llevó a la conclusión de que el medio de «dar sustento a esa inmensa mayoría del pueblo que, con toda su buena voluntad de trabajar, no lo tiene» —es decir, alcanzar la «igualdad perfecta»— no era limitar la propiedad, como proponían sans-culottes, hebertistas y enragés, sino suprimirla y establecer «la comunidad de bienes y de trabajos». De esta forma, según Albert Soboul, «el comunismo, hasta entonces simple sueño utópico, se erigía en sistema ideológico finalmente coherente».[1]

La terrible situación económica de las clases populares en el invierno de 1794-1795, pocos meses después de la caída de Robespierre —al que Babeuf había criticado en su folleto Sobre el sistema de despoblación—, y que se prolongó durante el invierno siguiente, indujo a Babeuf a pasar a la acción. Tras su experiencia al frente de la administración de víveres de la Comuna de París en 1793, creía que el sistema que había permitido abastecer «a los doscientos mil hombres de nuestros doce ejércitos» era posible aplicarlo al conjunto del país. En una carta del 28 de julio de 1795 precisó el «gran objetivo fraternal» —«la prosperidad común», «que todas las necesidades sean satisfechas, donde nadie sufra ni miseria ni fatiga»— y la organización económica para alcanzarlo, que décadas después se calificaría como «comunista».[2]


François Babeuf, líder e ideólogo de la Conspiración de los Iguales
Sylvain Maréchal escribió el Manifiesto de los Iguales, publicado por Le Tribun du peuple el 30 de noviembre de 1795.
Retrato de Filippo Buonarroti hacia 1830.