Contabilidad nacional


La contabilidad nacional es un registro numérico sintetizado, que describe las características y el resultado de un sistema económico (un conjunto de países, un país, una región, una provincia etc.), a través de un conjunto de cuentas, que ofrecen una representación numérica sistemática de la actividad económica realizada en ese sistema económico, durante un periodo determinado. Constituye un instrumento para obtener la representación cuantificada de la economía de un país, a partir del registro de los flujos y fondos originados entre sus unidades económicas, y entre éstas y el exterior.

De acuerdo con la definición Schneider, se puede decir que el objeto de la contabilidad nacional es proporcionar una imagen numérica de lo que sucede en realidad en la vida y en la actividad económica en un determinado país y a la vez, supone una base de cifras para las actuaciones de los órganos estatales que, en mayor o menor medida la dirigen.

Los resultados totales de la actividad económica nacional se concretan en unas magnitudes que sintetizan la actividad del país. Las macromagnitudes más significativas son:

A medida que la intervención estatal en la economía fue aumentando se fue haciendo preciso contar con medios adecuados que permitiesen que dicha intervención consiguiera los resultados deseables era necesario pues, que el Estado conociese por una parte la realidad sobre la que iba a actuar y tuvieses por otra, un instrumento que le diera a conocer en el mayor grado posible el impacto de las medidas de la política económica. Entre estos instrumentos la contabilidad nacional ha ocupado un lugar destacado.

La Contabilidad nacional es una herramienta relativamente reciente, que en su forma actual, aparece durante la Segunda Guerra Mundial en Inglaterra. A partir de 1945 comienzan a extenderse los primeros modelos de cuentas nacionales. En 1950 la OECE, precedente de la OCDE publica el denominado "Sistema simplificado de contabilidad nacional" que es primer intento de homogeneizar los criterios de contabilización. A partir de ese momento, la Organización de las Naciones Unidas comienza un proceso normalizador publicando, en 1953, “Un sistema de Cuentas Nacionales y correspondientes cuadros estadísticos”, que constituye el primer sistema de contabilidad con alcance internacional. Este sistema es revisado en 1968 y sirvió como base para la elaboración del primer Sistema Europeo de Cuentas (SEC 1970), segunda edición revisada en 1979. En 1993, se implantó un nuevo sistema SCN-1993, con importantes reformas. Actualmente La Unión Europea tiene aprobado su Sistema Europeo de Cuentas (SEC-2010).