Contralto


La contralto es la voz femenina más grave,[1][2]​ y destaca por la rica sonoridad y amplitud de su registro grave.

Esta voz es muy rara y difícil de hallar, ya que solo un 2% de las mujeres en el mundo la tiene.[3]​ En ópera los papeles que se le atribuyen a las cantantes con dicho rango vocal suelen ser representados por mezzosopranos por su rareza.

Por lo general oscila entre el fa3 que se encuentra bajo el do central (una octava más abajo del do central) y el fa5 (una octava a la derecha del do central, siendo el do central establecido como do4). La denominación del do central puede variar según el índice acústico tomado como referencia. Aquí se usa el índice acústico científico, donde el do4 (261,63 Hz) es considerado como la nota central del piano.

El registro típico de una cantante contralto varía entre el fa3 y fa5, pero dependiendo del entrenamiento que reciba la voz el registro puede ampliarse descendiendo desde el mi3 y ascendiendo hasta el si bemol 5.

En la actualidad la mayor parte de las mujeres que cantan los papeles de contralto son en realidad mezzosopranos que consiguen alcanzar los graves de la contralto ahuecando la voz y valiéndose del pecho femenino, esto es debido a la poca frecuencia de contraltos verdaderas.

Aunque tanto los hombres como las mujeres pueden tener voces dentro de la extensión vocal del contralto, este término siempre se utiliza refiriéndose al sexo femenino. Al hombre que canta en la tesitura de mezzosoprano o soprano, se le llama contratenor.[3]


Tesitura de las principales voces
Contralto
Una referente de este tipo de voz es Marian Anderson.
Representación del rango vocal de una contralto, pudiendo abarcar normalmente las notas marcadas en verde y alcanzar en ocasiones aquellas en amarillo.
Marianne Brandt, renombrada cantante de ópera austriaca contralto.
De peluca anaranjada, doña Celia Cruz, una voz contralto en la salsa.