Convención sobre la Esclavitud


La Convención sobre la Esclavitud es un tratado internacional propuesto por la Sociedad de Naciones y firmado el 25 de septiembre de 1926 en Ginebra (Suiza) (en vigor desde el 9 de marzo de 1927) que declara ilegal la esclavitud y crea un mecanismo internacional para perseguir a quienes la practican. La Organización de las Naciones Unidas, como sucesora de la Sociedad de Naciones, asume los compromisos de la Convención.

La Convención define la esclavitud como "el estado o condición de un individuo sobre cuál se ejercitan los atributos del derecho de propiedad o alguno de ellos" (artículo 1º) y la trata de esclavos como "todo acto de captura, adquisición o cesión de un individuo para venderle o cambiarle; todo acto de cesión por venta o cambio de un esclavo adquirido para venderle o cambiarle y, en general, todo acto de comercio de transporte de esclavos" (artículo 2º).

Las obligaciones fundamentales de los Estados parte en la Convención son prevenir y reprimir la trata de esclavos y procurar de una manera progresiva, y tan pronto como sea posible, la supresión completa de la esclavitud en todas sus formas en los territorios colocados bajo su soberanía, jurisdicción, protección, dominio o tutela, lo cual incluía las colonias y demás territorios dependientes.

Los Estados parte asumían igualmente obligaciones para evitar el comercio internacional de esclavos y para evitar que el trabajo forzoso, impuesto por necesidades de utilidad pública, se convirtiera en una forma de esclavitud.

Los Estados se comprometían a tomar medidas legislativas, incluso penales, y administrativas para luchar contra la esclavitud y la trata de esclavos, a prestarse recíproca cooperación a este fin.

El 7 de diciembre de 1953 se firmó en Nueva York un Protocolo para modificar la Convención sobre la Esclavitud firmada en Ginebra el 25 de septiembre de 1926, por el cual se transferían a la Organización de las Naciones Unidas las funciones asignadas en la Convención a varios organismos de la Sociedad.


Portada de la Convención sobre la Esclavitud, firmada el 25 de septiembre de 1926