Corán


El Corán (del árabe القرآن, al-qurʕān, ‘la recitación’, [qurˈʔaːn], persa: [ɢoɾˈʔɒːn]), también transliterado como Alcorán, Qurán o Korán, es el libro sagrado del islam, es la palabra de Dios (en árabe Allāh, الله), revelada a Mahoma (Muhammad, محمد), quien se considera que recibió estas revelaciones por medio del arcángel Gabriel (Ŷibrīl جبريل).[1]

Durante la vida del profeta Mahoma, las revelaciones eran transmitidas oralmente o escritas en hojas de palmeras, trozos de cuero o huesos, etc[2]​. A la muerte del profeta, en 632, sus seguidores comenzaron a reunir estas revelaciones, que durante el Califato de Uthmán ibn Affán (عثمان بن عفان) tomaron la forma que hoy conocemos, 114 capítulos (azoras, سورة), cada uno dividido en aleyas.(آية)[3]

El Corán menciona muchos personajes que aparecen en los libros sagrados del judaísmo y el cristianismo (Tanaj y Biblia) y en la literatura devota (por ejemplo, los libros apócrifos), con muchas diferencias en detalle. Personajes del mundo hebreo y cristiano muy conocidos como Adán, Noé, Abraham, Moisés, María de Nazaret, Jesús de Nazaret y Juan el Bautista aparecen mencionados como profetas islámicos.[1]

Los musulmanes afirman que el Corán es la palabra «eterna e increada» de Dios. Por ello, su transmisión debería realizarse sin el menor cambio en la lengua originaria, el árabe clásico[4]​. El Corán ha sido traducido a muchos idiomas, principalmente pensando en aquellos creyentes cuyas lenguas no son el árabe. Aun así, en la liturgia se utiliza exclusivamente el árabe, ya que la traducción únicamente tiene valor didáctico, como glosa o instrumento para ayudar a entender el texto original. De hecho, una traducción del Corán ni siquiera se considera un Corán.[5]​ auténtico sino una interpretación del mismo.

El origen del Corán ha generado mucha controversia porque los especialistas islámicos parten de la presunción de que el Corán es un texto incorrupto y divino[nota 1]​, mientras que los académicos lo ven como un texto humano semejante a cualquier otro[10]​.

El texto del Corán reta a los lectores a que encuentren alguna contradicción o divergencias en él y les enfatiza que no la encontrarán, puesto que al suponerse de origen divino no debería haberlas.


"José y sus hermanos en presencia del faraón". Según el historiador Egipcio antiguo "Ahmed Osman", la historia de Yuya se menciona como Yusuf en la Torá y el Corán.[6]
La "zona pantanosa" (Yam suph) [7]​(registrada en la Torá hebrea como un lugar de parada temporal) en las historias del Éxodo de los israelitas, se convierte en el legendario cruce del Mar Rojo (Corán 26:52-68)[8]​(Aivazovsky)
La primera revelación de Mahoma, Surah Al-Alaq, luego se ubicó en el puesto 96 en las regulaciones del Corán, en el estilo de escritura actual.
Manuscritos encontrados en Sana'a. Los "subtextos" revelados usando luz ultravioleta son muy diferentes del Corán de hoy. Gerd R. Puin creía que esto significaba un texto en evolución.[11]​ Lawrence Conrad usa una frase similar para la biografía de Mahoma. Porque, según sus estudios, la visión científica islámica sobre la fecha de nacimiento del Profeta hasta el siglo II de la Hégira había exhibido una diversidad de 85 años.[12]
Una de las docenas de cuevas que se cree que fueron habitadas por los Amigos de la cueva (Selçuk / İzmir). Según la epopeya, la más antigua de las cuales se encuentra en Mahaprasthanika Parva, siete personas y un perro abandonan el reino y el mundo por el ascetismo.[13]​ La leyenda fue convertida al cristianismo por el sacerdote siríaco Jacobo de Sarug.[14]
Petra inferior; Según el investigador de historia y arqueología islámica Dan Gibson, este fue el lugar donde Mahoma recibió las primeras revelaciones y la primera Qibla fue Petra.[19]
El barco de Noé, Zubdetü't-Tevarih. Según los eruditos liberales, el mito del diluvio de Gilgamesh está tomado de los babilonios[20]​ y reinterpretado en la Torá y en el Corán.[21]
Universo centrado en la Tierra o sobre el suelo. C. Flammarion, Holzschnitt, París 1888, Se cree que el Universo se define como un modelo de universo centrado en la Tierra (sobre el suelo) en el Corán.[22]
Arte en miniatura iraní, siglo XVI: Dhul-Qarnayn está construyendo un muro contra Gog y Magog con la ayuda de djinns. El Muro colapsará antes del Día del Juicio y Gog-Magog invadirá la Tierra.
Jonás y el pez miniatura. Como se describe en el Libro de Jonás, fue arrojado desde el barco en el mar Mediterráneo, tragado por peces y arrojado a la orilla en Nínive, Leyenda de Jonás se repite en el Corán.
Reina Bilqis 'visita de Rey Salomón' '. Edward Poynter, 1890. Según la Torá, Salomón fue un rey, cuyas setecientas esposas y trescientas concubinas fueron extraviadas en su vejez y adoraron ídolos,[23]​ entra en el Corán, como un rey, profeta, pueblo gobernante, genios y naturaleza.
La moneda que representa a Alejandro Magno como el conquistador de Egipto con los cuernos de Amon. Alejandro es el hijo del dios Amón y es un dios en Egipto. Según la mayor parte del Corán, interpretación, la persona Zu-al-Karnayn significa Alejandro.[30][31]
Eyob , Léon Bonnat (1880); La historia de Job fue una adaptación de la Torá de una leyenda de Sumer según a Muazzez İlmiye Çığ[32]
Uno de los versos sujeto a controversia es aquel en que, creyendo que el consumo de dátiles frescos facilita el parto, María sacude la palmera. El Evangelio del pseudo-Mateo[33]​ recoge la misma historia.
Historias paralelas; El rescate de Moisés, cuyo nombre se usa 136 veces en el Corán , Alma-Tadema.(Corán 28;7-9 / Éxodo 1; 15-22) Se contó una historia similar sobre el rey Acadio, Sargón el Grande.[37]
Imagen del Corán.
Mohammed apuntando a la Luna. siglo 16. falname
Imagen del corán.
Compilación del Corán
Compilación del Corán por Descubre Islam