Cordillera de los Andes


La cordillera de los Andes ocupa la zona occidental de América del Sur, bordeando toda su costa en el océano Pacífico. Tiene una longitud de 8500 kilómetros, por lo que es la «cordillera continental más larga de la Tierra».[1]​ Desde su extremo norte, en el occidente de Venezuela, atraviesa Colombia y Ecuador; en el centro de Sudamérica atraviesa Perú y Bolivia; en el sur, sirve de frontera natural entre Chile y Argentina, y tiene su extremo austral en Tierra del Fuego. Tiene un ancho variable de entre 250 y 750 km.[2]​ Ocupa una superficie aproximada de 2 870 000 km².[3]​ Su altura media está entre 3000 y 4000 m s. n. m.,[1]​ alberga los volcanes más altos del planeta y su punto más alto es el Aconcagua, cuyos 6962 m s. n. m.[4]​ hacen de esta montaña la más alta del planeta fuera de Asia. Por su importante actividad volcánica forma parte del cinturón de Fuego del Pacífico.

En la zona central, los Andes se ensanchan, dando lugar a las mesetas elevadas del altiplano y la puna, compartidas por Argentina, Bolivia, Chile y Perú. Desde el altiplano central hacia el norte del Perú y en Ecuador se vuelve angosta nuevamente y en Colombia se vuelve ancha al dividirse en tres ramales, Cordillera Occidental, Cordillera Central y Cordillera Oriental esta última continúa hacia noroeste entrando en Venezuela convirtiéndose en la Cordillera de Mérida siendo la única cadena Andina en el país. Desde el altiplano hacia el sur, la cordillera tiene dirección general norte-sur , zona en la que se hallan las montañas más altas. En el extremo austral, se curva y toma dirección este-oeste y se hunde en el océano Atlántico al este de la isla de los Estados.[5]

Se formó al final de la era Mesozoica, a finales del Cretácico tardío, por el movimiento de la convergencia de la placa de Nazca debajo de la placa sudamericana. Los movimientos sísmicos y la actividad volcánica posteriores han tenido más importancia en la configuración del relieve que los agentes erosivos externos. En la morfología actual se encuentran elevadas cordilleras, junto con extensos altiplanos y profundos valles longitudinales paralelos a los grandes ejes montañosos. Los valles transversales son escasos, salvo en los Andes argentinos-chilenos.

Muchos de los principales depósitos de minerales metálicos del mundo están asociados con bordes de placas convergentes, como los Andes o las montañas Rocosas.[cita requerida]

La palabra Andes viene del vocablo anti de la lengua quechua que significa 'oriente, punto cardinal por donde sale el sol'.[6][7][8]

La manera en que se convirtió en el nombre de la cordillera es explicada en Comentarios reales de los Incas, escrito por el Inca Garcilaso de la Vega:[9]


Machu Picchu, antiguo poblado incaico en los Andes centrales
Perfil simplificado de la situación actual a lo largo de gran parte de los Andes.
Placa tectónica de Sudamérica
Mapa topográfico satelital de la NASA de gran parte de la cordillera de los Andes
Illimani, Bolivia, en los Andes centrales
El Aconcagua, en los Andes australes, es la cima más alta de América.
Las Leñas, Mendoza, Argentina, es uno de los centros de esquí y de snowboarding más importantes y populares de América del Sur.
Valle Nevado, en Chile, posee una de las mayores áreas esquiables de Sudamérica.
Cerro Tronador, entre Argentina y Chile
El Aconcagua, en Argentina, es con 6962 m s. n. m.. el punto más alto del mundo fuera del sistema de los Himalayas en Asia, además de ser la cumbre de mayor altitud de los hemisferios meridional y occidental.
El Nevado Ojos del Salado, entre Argentina y Chile, es el volcán más alto del mundo y la segunda cumbre más alta del continente con 6891 m s. n. m.
El Nevado Huascarán, en Perú, es la cumbre más alta de la zona intertropical con 6768 m s. n. m., además de ser el lugar con la menor fuerza de atracción gravitacional de la Tierra.[44]
El Nevado Sajama, en Bolivia, con 6540 m s. n. m.
El volcán Chimborazo, de 6285 m s. n. m. en Ecuador, es el punto terrestre más cercano al Sol.
El pico Ritacuba Blanco, en Colombia, con 5410 m s. n. m.
El Pico Bolívar, en Venezuela, con 4980 m s. n. m.