Corriente alterna


Se denomina corriente alterna (CA o AC, por sus siglas en inglés de Alternating current) a la corriente eléctrica en la que la magnitud y el sentido varían cíclicamente.[1][2]

La forma de oscilación de la corriente alterna más comúnmente utilizada es la oscilación senoidal[1]​con la que se consigue una transmisión más eficiente de la energía, a tal punto que al hablar de corriente alterna se sobrentiende que se refiere a la corriente alterna senoidal.

Sin embargo, en ciertas aplicaciones se utilizan otras formas de oscilación periódicas, tales como la triangular o la rectangular.

Utilizada genéricamente, la corriente alterna se refiere a la forma en la cual la electricidad llega a los hogares y a las industrias. Sin embargo, las señales de audio y de radio transmitidas por los cables eléctricos, son también ejemplos de corriente alterna. En estos usos, el fin más importante suele ser la transmisión y recuperación de la información codificada (o modulada) sobre la señal de la corriente alterna.

El primer alternador para producir corriente alterna fue un generador dinamoeléctrico basado en los principios de Michael Faraday, construido por el fabricante francés de instrumentos Hippolyte Pixii en 1832.[3]​ Pixii más tarde agregó un conmutador a su dispositivo para producir la corriente continua (más utilizada). La aplicación práctica más temprana registrada de la corriente alterna es de Guillaume Duchenne, inventor y desarrollador de electroterapia. En 1855, anunció que la CA era superior a la corriente continua para la activación electroterapéutica de las contracciones musculares.[4]​ La tecnología de corriente alterna se había desarrollado por primera vez en Europa debido al trabajo de Guillaume Duchenne (década de 1850), la compañía húngara Ganz Works (década de 1870) y en la década de 1880 por William Stanley, Sebastian Ziani de Ferranti, Lucien Gaulard y Galileo Ferraris.

En 1876, el ingeniero ruso Pável Yáblochkov inventó un sistema de iluminación donde se instalaron conjuntos de bobinas de inducción a lo largo de una línea de CA de alta tensión. En lugar de cambiar la tensión, los devanados primarios transfirieron energía a los devanados secundarios que se conectaron a una o varias 'velas eléctricas' (lámparas de arco) de su propio diseño, [5][6]​ utilizadas para evitar que la falla de una lámpara deshabilite todo el circuito. En 1878, la empresa Ganz Works de Budapest, Hungría, comenzó a fabricar equipos para iluminación eléctrica y, para 1883, había instalado más de cincuenta sistemas en Austria-Hungría. Sus sistemas de CA utilizaban lámparas de arco incandescentes, generadores y otros equipos. [7]


Figura 1: Forma sinusoidal.
Figura 2: Parámetros característicos de una oscilación sinusoidal.
Figura 3: Representación fasorial de una oscilación sinusoidal.
Figura 4: Ejemplo de fasor tensión.
Figura 5: Voltaje de las fases de un sistema trifásico. Entre cada una de las fases hay un desfase de 120º.