San Miguel de Cozumel


San Miguel de Cozumel (en maya: Kosom lumil ‘Tierra de las golondrinas’) es la mayor y principal ciudad de la isla de Cozumel, siendo cabecera del municipio del mismo nombre y la segunda ciudad más antigua del estado mexicano de Quintana Roo.

En mayo de 1518, zarpó de Cuba una expedición al mando del capitán Juan de Grijalva. El 3 de mayo arribaron a Cozumel, a la que llamaron de la Santa Cruz, por ser la festividad cristiana de ese día. Los días siguientes bordearon la costa y desembarcaron hasta el día 6. Después del desembarco, posiblemente en el área cercana a la actual unidad habitacional militar, tuvo lugar el ritual de la toma de posesión en nombre del monarca español y se celebró la primera misa católica documentada en territorio mexicano oficiada por el capellán de la expedición, el sacerdote Juan Díaz Núñez. Dos días después partieron. La ciudad fue fundada a mediados del siglo XIX por población que huía del continente debido a la Guerra de Castas. Se constituyó pronto en el único asentamiento permanente en lo que hoy es Quintana Roo hasta la fundación de Santa Cruz de Bravo.

Actualmente es uno de los principales destinos turísticos de México, principalmente de cruceros. Sus aguas son famosas para la práctica del buceo.

En el mes de octubre de 2005, la ciudad y toda la isla fue severamente dañada por el Huracán Wilma, recuperándose económica y turisticamente el año siguiente, al igual que la mayor parte del norte de Quintana Roo.

Los vestigios de ocupación humana más antiguos, conocidos en la Isla, datan de los primeros años de la Era cristiana y se atribuyen a ocasionales asentamientos de grupos nómadas del Caribe. El grupo colonizador de Cozumel, hizo de la Isla un importante punto comercial y le imprimió su sello cultural, destacándose dos puntos: la implantación del culto a Ixchel, diosa madre, patrona del tejido, la fertilidad, la preñez y el parto, identificada con la Luna, haciendo de la Isla su principal santuario y la asignación del topónimo que aunque deformado aún identifica a la Isla. Originalmente el nombre maya fue Cuzaam luumil, por apócope se convirtió en Cuzamil y por deformación fonética, los hispanos lo transformaron en el Cozumel que utilizamos actualmente. Etimológicamente el toponímico puede dividirse así: Cuzam: golondrina; Luum: tierra o lugar e IL: de perteneciente a. Literalmente puede por tanto traducirse como lugar o tierra de golondrinas.

Al llegar los españoles, se toparon con una civilización que en algunos aspectos superaba en conocimiento al mundo europeo. Los mayas de entonces, poseían un sistema de escritura, un calendario más exacto que el europeo, conocimientos astronómicos sobre Venus, Marte y otros planetas, capacidad para predecir eclipses y sobre todo avanzados conocimientos matemáticos, con una numeración vigesimal, utilizando el concepto del cero y capacidad para realizar complicados cálculos, desde siglos antes de que se conociera ese adelanto en Europa.