Cristóbal Rojas


Cristóbal Rojas Poleo (Cúa, Miranda, Venezuela, 15 de diciembre de 1858-Caracas, 8 de noviembre de 1890)[1]​ fue un pintor venezolano, quien junto a Arturo Michelena, Martín Tovar y Tovar y Antonio Herrera Toro dominó la práctica píctórica a finales del siglo XIX en Venezuela.[2][3][4][5][6][7][8]​ Tuvo una significativa trayectoria en los salones de arte de París y también en Caracas, debido a los encargos que recibió por parte del gobierno venezolano. Sus obras se caracterizan por intenso dramatismo íntimamente relacionado con su historia personal.[1]

Cristóbal Rojas Poleo nació en Cúa, en los valles del Tuy del Estado Miranda. Sus padres fueron Cristóbal Rojas Acosta, de profesión médico y su madre Alejandra Poleo.[2][3][4][5][6][8]​ Su infancia transcurrió en medio de la Guerra Federal (1859 - 1863) en una Cúa muy convulsionada por los eventos de la Guerra, además de una breve etapa en la República Dominicana (1860 -1864)[8]​ donde su padre ejerció de cónsul. Realizó estudios básicos bajo la tutela de su abuelo, el tallista José Luis Rojas, quien motivó y estimuló su vocación por el dibujo. A la edad de 13 años, su padre falleció, por lo que Cristóbal comenzó a trabajar en una fábrica de tabaco en Cúa para ayudar a la manutención de su familia.[6]

En 1878 se produjo un terremoto que devastó la región de los valles del Tuy. Los Rojas quedaron prácticamente en la indigencia y se trasladaron a Caracas, donde Cristóbal proseguirá sus estudios de pintura. Fue discípulo del artista José Manuel Maucó en la Academia de Dibujo y Pintura.[8]​ No obstante, se vio obligado a trabajar de nuevo en una tabaquería para sostener a su familia.[2][6]

Hacia finales de 1880 y 1882, realizó sus primeros óleos en los que plasmó las consecuencias del sismo en Ruinas de Cúa y Ruinas del templo de la Merced. En 1881 conoció al pintor Antonio Herrera Toro, quien venía de estudiar en Roma y quien lo contrató como ayudante en la decoración de la Catedral de Caracas.[2][5][6][8]


Ruinas de Cúa después del terremoto de 1878.