Culombio


El culombio[1]​ o coulomb[2]​ (pronunciación en francés: /kulɔ̃/; símbolo: C) es la unidad derivada del sistema internacional para la medida de la magnitud física de cantidad de electricidad (carga eléctrica). [3][4]​ Nombrada en honor del físico francés Charles-Augustin de Coulomb.

Se definía como la cantidad de carga transportada en un segundo por una corriente eléctrica de un amperio de intensidad.

Desde la 26ª Conferencia General de Pesas y Medidas en el Sistema Internacional de Unidades de 2019 [3]​ la carga eléctrica elemental se redefine como 1,602 176 634 × 10-19 C, sin incertidumbre, y el culombio y el amperio se definen en función de esta carga elemental.[5]​ Dado que la carga del electrón es de la misma magnitud que la del protón, pero negativa, se necesitan 6,241 509 074 460 763 × 1018 electrones para reunir un culombio de carga negativa.

También puede expresarse en términos de capacidad (F, faradio) y tensión (V, voltio), según la relación:

En 1861, los dos ingenieros eléctricos ingleses Josiah Latimer Clark y Charles Tilston Bright propusieron el farad (faradio en español) como unidad de carga eléctrica, en honor al físico inglés Michael Faraday. Sin embargo, en 1881, el Congreso Internacional de Electricidad estableció el culombio como unidad de carga eléctrica y el faradio como unidad de capacidad eléctrica.

El culombio recibe su nombre del matemático, físico e ingeniero francés Charles-Augustin de Coulomb.