Depresión del Táchira


La depresión del Táchira es una franja de tierra que conecta la cuenca del Lago de Maracaibo con la cuenca del Orinoco en el estado Táchira, Venezuela. Forma una ruptura en los Andes orientales, separando el macizo de Tamá al oeste de la cordillera de Mérida al este. Se ha pensado que la depresión presenta una barrera para el movimiento de especies entre los Andes colombianos y venezolanos, pero este efecto puede haber sido relativamente bajo durante las últimas glaciaciones. Las montañas de la región tienen potencial para el cultivo de café y la generación de energía hidroeléctrica, mientras que los niveles más bajos son aptos para la agricultura.

La cordillera Oriental de los Andes colombianos se bifurca desde el nodo de Pamplona en dos largas ramas. La cordillera de Periiá se extiende hacia el norte y el macizo del Tamá y la cordillera de Mérida se extienden en dirección noreste. La segunda rama está dividida por la depresión del Táchira, una zona de tierras bajas entre los valles del río Táchira al oeste, los ríos Lobaterita y Torbes al este y el Quinimarí al sur. [1]

La depresión del Táchira tiene una superficie de unos 9.317 kilómetros cuadrados. La depresión tiene una vertiente norte en la cuenca del Lago de Maracaibo, drenada por los ríos Táchira, Lobatera, La Grita, Orope y Escalante, y una vertiente sur en la cuenca del Orinoco drenada por los ríos Uribante, Torbes, Quinimarí, Doradas, Sarare, Piscuri y Narvay [1]

Hace más de 50 millones de años, la depresión del Táchira era un estrecho que conectaba el lago de Maracaibo con la cuenca del Orinoco. Hoy separa el macizo de Tamá, una prolongación de la cordillera Oriental de los Andes colombianos, de la cordillera de Mérida en los Andes venezolanos. Esta brecha entre los Andes colombianos y venezolanos es producto de los movimientos orogénicos del Paleógeno que crearon grandes fallas, levantaron bloques y formaron grietas, incluyendo la depresión del Táchira.[1]​ Hay cuatro fallas con tendencias noroeste-sudeste alineadas en escalón a través de la depresión del Táchira entre Córdoba en Colombia al oeste y Torondoy en Venezuela al este.[2]​ Este patrón indica que la región al sur de la depresión debe haberse desplazado hacia el oeste en relación con la región al norte. [3]

La región puede dividirse en tres unidades fisiográficas principales: montañas, valles y piedemonte lacustre y llanura. Las montañas cubren el 71% de la superficie total, y se caracterizan por un relieve muy irregular con pendientes superiores al 35%, con montañas altas y bajas entre los páramos del Batallón la Negra. Los suelos son generalmente poco profundos y de baja fertilidad natural. Los valles que corren entre las montañas cubren el 7% del área, incluyendo los valles de los ríos Torbes, Grita, Quinimarí, Uribante, Venegará y Táchira. La región del piedemonte que se extiende al norte y el piedemonte de los Llanos al sureste cubren el 22% restante. [4]


Mapa en relieve. La depresión separa el macizo de Tamá (abajo a la izquierda) de la cordillera de Mérida (arriba a la derecha).
Paisaje sobre la ciudad de La Grita