Diego de Ordás


Diego de Ordás, conocido también como Diego de Ordaz o de Ordax, nacido en Castroverde de Campos, actual provincia de Zamora, en 1480, y muerto durante el verano de 1532 en alta mar, en viaje desde Santo Domingo hacia España,[a]​ fue un militar, adelantado y explorador español.

Hijo de Lope de Ordaz y de Inés Girón,[2]​ llegó muy joven a Cuba, donde sirvió a las órdenes de Diego de Velázquez y formó parte de las primeras exploraciones a Colombia y Panamá. Se unió a Hernán Cortés en la expedición que este armó para la Conquista de México. El 25 de marzo de 1519, en la batalla de Centla, cerca del río Grijalva, en Tabasco, contra los guerreros mayas tuvo una importante participación y fue uno de quienes fueron reconocidos por la victoria obtenida.

Fue el primer europeo en ascender a la cima del volcán Popocatépetl en compañía de dos compañeros de armas causando una gran impresión entre los nativos que acompañaban la expedición de Cortés. Por tal hazaña y méritos militares, el emperador Carlos V le otorgó, mediante decreto expedido el 22 de octubre de 1525,[3]​ el derecho de poseer un escudo de armas con una vista del volcán. Así lo cuenta Bernal Díaz del Castillo:

Participó en la conquista de la Gran Tenochtitlan con el grado de capitán. En la noche de la derrota española, llamada la Noche Triste, fue herido por los guerreros aztecas. Después de la victoria española exploró las tierras de Oaxaca y Veracruz, y navegó por el río Coatzacoalcos.

Fue enviado a España en 1521 para presentar en la corte española la narración de la conquista del Imperio azteca y tratar de obtener para Cortés el nombramiento de Gobernador y Capitán General de la Nueva España.

Díaz del castillo recuerda que Ordaz era tartamudo, y menciona que convivió con una princesa indígena cedida por los habitantes de Coatzacoalcos como agradecimiento por interceder por ellos ante sus opresores mexicas, aunque se desconoce si tuvo hijos con ella.


El capitán Diego de Ordás
Monumento a Diego de Ordás en Castroverde de Campos