Dinamarca


Dinamarca (en danés: Acerca de este sonido Danmark pronunciado /ˈtænmɑk/, «La tierra o marca de los daneses») es uno de los veintisiete estados soberanos que forman la Unión Europea. Está situado en el norte de Europa. Es el más meridional de los países nórdicos y también el de menor extensión. Oficialmente, el Reino de Dinamarca (en danés, Kongeriget Danmark, Danmarks Rige) es una comunidad integrada por tres partes autónomas, la propia Dinamarca y sus dos territorios de ultramar o territorios dependientes, Groenlandia y las islas Feroe. Su capital y ciudad más poblada es Copenhague, que se encuentra en la isla de Selandia.

Dinamarca forma parte de Escandinavia y solo tiene frontera terrestre con Alemania, aunque desde 1999 está unida con Suecia por carretera y ferrocarril, a través del puente de Øresund. El territorio danés está compuesto por la península de Jutlandia (Jylland) y por 407 islas de las cuales 79 están habitadas (2009).[11]​ Dinamarca cuenta con 7 314 km de costas[3]​ y está totalmente rodeada por el mar del Norte y el mar Báltico, a excepción de Jutlandia, que la une al continente europeo. Las principales islas danesas son Selandia (Sjælland), Fionia (Fyn), Vendsyssel-Thy, Lolland y Bornholm cerca de la costa de Polonia, la más alejada del archipiélago danés. Esta posición ha dado a Dinamarca, históricamente, el control sobre el acceso al mar Báltico.

Desde 1849, año en que se abolió la monarquía absoluta que había regido el país desde 1660, se convirtió en monarquía parlamentaria. En términos de permanencia, la familia real danesa puede considerarse como una de las más antiguas del mundo, al haber existido durante al menos un milenio. Dinamarca forma parte de la Unión Europea, aunque no usa el euro. Cuando el país se adhirió a la CEE en 1973, lo hizo sin las islas Feroe, mientras que Groenlandia optó por separarse de la CEE en 1985. También se convirtió en un miembro fundador de la OTAN en 1949, terminando con la tradicional política de neutralidad que había mantenido hasta entonces.

Por su naturaleza pobre en recursos geológicos, Dinamarca centró su economía en la actividad agrícola, gracias a sus granjas, a la explotación de bombas y a la industria naval. En el último siglo, los daneses han impulsado la industrialización de su país y han favorecido el establecimiento de un modelo de Estado de bienestar, garantizando el acceso a servicios públicos desde la firma del acuerdo de Kanslergade en 1933 y desarrollando una economía mixta altamente desarrollada.

Dinamarca destaca como los países escandinavos por tener una ingeniería avanzada, inviernos fríos, muy forestado y de baja densidad de población; nombrado el país menos corrupto del mundo (2010), con alto crecimiento económico desde 1987 y, según estudios, el país donde los habitantes son más felices y uno de los mejores del mundo para vivir.[12]


El barco de Ladby, el barco funerario vikingo más grande hallado en Dinamarca.
La bandera de Dinamarca, «Dannebrog», cae del cielo durante la batalla de Lyndanisse el 15 de junio de 1219. Cuadro de Christian August Lorentzen (1809).
El Tratado de Roskilde (1658), firmado entre Suecia y el Reino de Dinamarca y Noruega, supuso para los daneses la pérdida de sus posesiones en la península escandinava (las zonas marcadas en tonos verdes claros).
La Asamblea Nacional Constituyente (Den Grundlovgivende Rigsforsamling) nombrada por el rey Federico VII y que discutió la adopción de la Constitución de Dinamarca en 1849. Cuadro de Constantin Hansen.
Soldados daneses el día de la invasión alemana (9 de abril de 1940). Para evitar un inútil derramamiento de sangre, el gobierno danés se rindió casi inmediatamente. La campaña alemana contra Dinamarca fue la más breve de la historia militar. La ocupación alemana de Dinamarca duró toda la guerra.
Margarita II, reina de Dinamarca.
Mette Frederiksen, primera ministra de Dinamarca.
Policía militar danesa. Dinamarca participó en la invasión de Irak y la guerra en Afganistán.
Palacio de Christiansborg, sede del poder ejecutivo, legislativo y judicial.
Imagen de satélite de Dinamarca.
Gran parte de Dinamarca está urbanizada, como su capital Copenhague.
El haya común se puede encontrar por todo el país.
El paisaje danés es llano y está caracterizado por tierras de cultivo y costas arenosas.
La agricultura es hoy una actividad económica importante en Dinamarca.
Evolución del PIB per cápita en el norte de Europa desde 1950 (De arriba abajo: Noruega, Dinamarca, Suecia, Islandia y Finlandia)
Evolución de la población entre 1961 y 2010.
El plan de estudios danés más antiguo que se conserva es el de la Universidad de Copenhague.
La iglesia de Mármol de Copenhague.
Barcos de pesca, puerto de Rømø.
Casa típica en la isla de Ærø.
Hans Christian Andersen (1805-1875) es uno de los escritores daneses más célebres.
Mujer frente a un espejo, pintado por Christoffer Wilhelm Eckersberg en 1841.
Michael Laudrup, futbolista danés que brilló en la década de 1990, y que jugó en varios de los mejores clubes de Europa.
Caroline Wozniacki, tenista danesa.