Dorotea Jordan


Dorotea Bland, Mrs. Jordan (Waterford, 21 de noviembre de 1761-Saint-Cloud, 5 de julio de 1816) fue una actriz irlandesa. Durante 20 años fue amante y compañera del duque de Clarence, quien se convertiría en el rey Guillermo IV. Juntos tuvieron diez hijos ilegítimos, todos los cuales tomaron el apellido FitzClarence.

Dorotea Bland (a veces llamada Dorothy o Dora), nació cerca de Waterford (Irlanda), era hija de Francisco Bland (m. 1778) y su amante, Grace Phillips. Era nieta paterna de Nathaniel Bland (m. 1760), Vicario General de Ardfert y Aghada, y el Juez de la Corte prerrogativa de Dublín, Irlanda, y su esposa Lucy (nacida Heaton).

En 1774, cuando tenía 13 años, el padre de Dorotea, que trabajaba como tramoyista, abandonó a la familia para casarse con una actriz irlandesa. A pesar de que continuó apoyando a la familia mediante el envío de escasas cantidades de dinero, ellos eran pobres y Dorotea tenía que ir a trabajar para ayudar a sus cuatro hermanos. Su madre, una actriz de profesión, vio potencial en Dorotea y la puso en el escenario.

Ella se convirtió en una famosa actriz del día y se decía que tenía las piernas más hermosas jamás vistas en el escenario. Los espectadores disfrutaron de sus actuaciones en papel con calzones.[1]​ Asumió el nombre de Mrs. Jordan, porque era un poco más respetable para una mujer casada estar en el escenario. De hecho, no había ningún Mr. Jordan y Dorotea Bland nunca se casó. Algunas fuentes afirman que el nombre y el título los tomó para ocultar un embarazo temprano. Ella tenía una aventura con su primer jefe, Richard Daly, gerente del Teatro Real de Cork, que estaba casado y con quien tuvo una hija ilegítima, Frances (n. 1782 Dublín ), a los 20 años.

En Inglaterra, tuvo una relación de corta duración con un teniente del ejército, Carlos Doyne, que le propuso matrimonio. Pero ella lo rechazó y fue a trabajar para la compañía de teatro dirigida por Tate Wilkinson. Fue en este punto que adoptó el nombre de Mrs. Jordan - una referencia a su escape a través del Mar de Irlanda, asemejado con el río Jordán.

Poco después que su romance con Wilkinson había terminado, comenzó un romance con Jorge Inchbald, el protagonista masculino de la compañía Wilkinson. Según Claire Tomalin, biógrafa de Dorotea, Dorotea estaba tan enamorada de él, que se habría casado con Inchbald, pero que él nunca se lo pidió. Con el corazón roto, ella lo dejó en 1786 para iniciar un romance con Sir Richard Ford, un magistrado de la policía y abogado. Se fue a vivir con Ford cuando prometió casarse con ella. Tuvieron tres hijos, un niño que pronto murió y dos hijas. Ella lo dejó para comenzar su aventura con el duque de Clarence, una vez que se dio cuenta de que Ford no iba a casarse con ella.[2]


Dorotea Jordan en el carácter de Hipólita, grabado a media tinta de John Jones, de Londres, 1791, a partir de una pintura de John Hoppner.