Economía marxista


La economía marxista es la escuela de pensamiento económico inspirada en la obra de Karl Marx. La mayoría de los conceptos más importantes y fundamentales de esta escuela fueron desarrollados por Marx en su obra principal El capital; entre ellos, fuerza de trabajo, lumpemproletariado, proletariado y burguesía (en sentido de clase social), lucha de clases, plusvalía, materialismo histórico, explotación y la teoría del valor trabajo.

Marx representa un personaje fundamental en la historia del pensamiento económico. Muchos académicos hacen una distinción entre la economía marxista y el marxismo, manifestando que hay una separación intelectual clara entre los principios económicos expuestos por Marx y su apoyo al socialismo revolucionario y la revolución del proletariado.[1][2]

El análisis económico de Marx tomó como punto de partida el trabajo de los economistas más conocidos de su época, los economistas clásicos británicos Adam Smith, Thomas Robert Malthus y David Ricardo.

Smith en La riqueza de las naciones (1776), argumentó que la característica más importante de una economía de mercado era que permitía un rápido crecimiento de las capacidades productivas. Smith afirmó que un mercado en crecimiento estimulaba una mayor división del trabajo —es decir, la especialización de empresas y / o trabajadores— y esto, a su vez, conduce a una mayor productividad. Aunque Smith generalmente dijo poco acerca de los trabajadores, observó que una mayor división del trabajo causaría daño a aquellos cuyos trabajos se hicieron más y más estrechos a medida que se expandía la división del trabajo. Smith sostuvo que una economía de laissez-faire naturalmente se corregiría con el tiempo.

Marx coincide con Smith al afirmar que la principal consecuencia económica del capitalismo era un rápido crecimiento de la capacidad productiva. Marx también escribió mucho sobre la noción de que los obreros podían llegar a perjudicarse a medida que el capitalismo se hacía más productivo. Además, en Theorien über den Mehrwert, Marx observó: «Vemos el gran avance hecho por Adam Smith más allá de los fisiocratas en el análisis de la plusvalía y, por lo tanto, del capital. En la opinión fisiócrata es sólo un tipo de trabajo concreto —el trabajo agrícola— el que crea el plusvalor ... Pero para Adam Smith, es el trabajo social general —sin importar en qué valores de uso se manifieste— la mera cantidad de trabajo necesario, crea valor. El plusvalor, ya sea en forma de ganancia, de renta o de forma secundaria de interés, no es más que una parte de este trabajo, apropiada por los dueños de las condiciones materiales del trabajo en el intercambio con el trabajo vivo».


Das Kapital, en español El Capital, obra fundacional de la economía marxista.
Economistas clásicos
Adam Smith
Thomas Malthus
David Ricardo
Niñas y mujeres trabajando por salarios inferiores que los percibidos por hombres en una fábrica textil de Mánchester, escena habitual en el ámbito laboral de Engels.
Billets de 5000.jpg
Burgués descubriendo capital según la esópica metáfora de Marx.
Cartel de la campaña presidencial de William McKinley de pie sobre una moneda de oro. Para Marx, el dinero es de todas las mercancías la más alienable y fetichizada.