Edgar Degas


Hilaire-Germain-Edgar de Gas, más conocido como Edgar Degas (París, 19 de julio de 1834- París, 27 de septiembre de 1917), fue un pintor, escultor y grabador francés.

Considerado uno de los fundadores del Impresionismo, aunque él mismo rechazaba el nombre y prefería llamarlo realismo o arte realista,[1]​ Degas fue uno de los grandes dibujantes de la historia por su magistral captación de las sensaciones de vida y movimiento, especialmente en sus obras de bailarinas, carreras de caballos y elefantes. Sus retratos son muy apreciados por la complejidad psicológica y sensación de verdad que transmiten.[2]

Hilaire-Germain-Edgar De Gas nació en París el 19 de julio de 1834, siendo el mayor de los cinco hijos de Célestine Musson De Gas, hija de una familia criolla de Nueva Orleans y de Augustin De Gas, un banquero francés.[3]​ Años más tarde, adoptaría una forma mucho más simplificada de su apellido a Degas, con el cual sería conocido por el resto de su vida. Comenzó su educación a la edad de once años en el Lycée Louis-le-Grand; dos años más tarde su madre fallece convirtiendo a su padre y a su abuelo en sus principales influencias el resto de su juventud.

Degas comenzó a pintar a una edad temprana. Después de graduarse en el liceo en bachillerato en literatura a los dieciocho años en 1853, instaló un estudio de arte en su casa. Al graduarse, Degas se registra como copista de arte en el Museo de Louvre. Sin embargo, terminó ingresando en la Facultad de leyes en la Universidad de París a petición de su padre en noviembre de 1853; no obstante dedica muy poco esfuerzo a sus estudios.

En 1855, Degas conoce a Jean Auguste Dominique Ingres, de quien era gran admirador, y cuyo consejo nunca olvidó: «Dibuje líneas y más líneas, joven, tomadas de la realidad y de la memoria, así se convertirá en un buen artista».[4]​ En abril de ese mismo año, Degas es admitido a la Escuela de Bellas Artes (École des Beaux-Arts), comenzando a estudiar dibujo bajo la guía de Louis Lamothe,[5]​ tomando como inspiración principal el estilo de Ingres.[5]​ En julio de 1856, Degas viaja a Italia, donde se establecería los siguientes tres años, comenzando los estudios para su primera obra: La familia Bellelli. Al mismo tiempo hacía copias de obras renacentistas, de Miguel Ángel, Rafael o Tiziano, entre otros. Sin embargo, contrariamente a las prácticas convencionales, Degas seleccionaba detalles de los cuadros que atraían su atención, usualmente figuras secundarias o alguna cabeza, los cuales trataba como un retrato.[6]


Edgar Degas, 1850.
Oficina de la lonja del algodón en Nueva Orleans, 1873.
La clase de ballet, 1871-74. Museo de Orsay, París.
L'Absinthe, 1876. Museo de Orsay, París.
Plaza de la Concordia, 1875. Museo del Hermitage, San Petersburgo.
Músicos en la orquesta, 1872. Instituto Städel, Fráncfort del Meno.
En las carreras, 1877–1880. Museo de Orsay, París.
Pequeña bailarina de catorce años, fundida en 1922. Museo de Arte Metropolitano, Nueva York.
Autorretrato (fotografía), c. 1895.
La toilette apres le bain.