Edificio


Un edificio (del latín aedificĭum)[1]​ es una construcción dedicada a albergar distintas actividades humanas: vivienda, templo, teatro, comercio, etc.

La inventiva humana ha ido mejorando las técnicas de construcción y decoración de sus partes, hasta hacer de la actividad de edificar una de las bellas artes: la arquitectura.

La palabra "edificio" es a la vez un sustantivo y un verbo: la estructura en sí y el acto de hacerla. Como sustantivo, un edificio es 'una estructura que tiene un techo y paredes y se encuentra más o menos permanentemente en un lugar';[2]​ "había un edificio de tres pisos en la esquina"; "Era un edificio imponente". En la interpretación más amplia, una valla o muro es un edificio.[3]​ Sin embargo, la palabra "estructura" se usa de manera más amplia que "edificio", incluidas las formaciones naturales y artificiales.[4]​ y no necesariamente tiene paredes. Es más probable que la estructura se use para una cerca. El Sturgis' Dictionary incluyó que "[la construcción] difiere de la arquitectura en la exclusión de toda idea de tratamiento artístico; y difiere de la construcción en la idea de excluir el tratamiento científico o altamente hábil."[5]​ Hay el uso como verbo, el de construir [un edificio].

La "altura estructural" en el uso técnico es la altura del detalle arquitectónico más alto en la construcción desde el nivel de la calle. Dependiendo de cómo se clasifiquen, las agujas y los mástiles pueden o no estar incluidos en esta altura. Por lo general, no se incluyen los chapiteles y mástiles utilizados como antenas. La definición de "edificio de poca altura versus edificio de gran altura" es un tema de debate, pero generalmente tres pisos o menos se considera de poca altura.[6]

La historia de la arquitectura es la rama de la historia del arte que estudia la evolución histórica de la arquitectura, sus principios, ideas y realizaciones. Esta disciplina, así como cualquier otra forma de conocimiento histórico, está sujeta a las limitaciones y fortalezas de la historia como ciencia: existen diversas perspectivas en relación con su estudio, la mayor parte de las cuales son occidentales. En la mayoría de los casos —aunque no siempre— los periodos estudiados corren paralelos a los de la historia del arte y existen momentos en que las ideas estéticas se superponen o se confunden.


Iglesia Evangélica de Darmstadt. Un edificio puede evolucionar de diversas formas a través del tiempo, reflejando en ocasiones diferentes etapas de una ciudad.
Los rascacielos en construcción en Kalasatama, Helsinki, Finlandia (2021)
La Mezquita Azul en Estambul, Turquía con sus altos minaretes es considerada un ejemplo clásico de la arquitectura del Imperio otomano.
El edificio BB&T en Macon, Georgia está construido de aluminio.
Un edificio en Massueville (Quebec, Canadá), engullido por el fuego