Ejército Rojo


El Ejército Rojo de Obreros y Campesinos (en ruso, Рабо́че-крестья́нская Кра́сная а́рмияromanización Raboche-krestyanskaya Krasnaya armiya: RKKA, acortado en ruso con frecuencia a Красная армия: KA)[1]​ fue la denominación oficial del ejército y de la fuerza aérea de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFS) y, después de 1922, de la Unión Soviética. El Ejército se estableció inmediatamente después de la Revolución de Octubre de 1917. Los bolcheviques levantaron un ejército para oponerse a los militares del ejército “blanco” que estaban alineados bajo el contrarrevolucionario Movimiento Blanco durante la Guerra Civil Rusa. A partir de febrero de 1946, el Ejército Rojo, junto con la Armada Soviética, encarnaría el principal componente de las Fuerzas Armadas Soviéticas, tomando el nombre oficial de "Ejército Soviético" hasta la disolución de la Unión Soviética en diciembre de 1991.

El Ejército Rojo es acreditado como una fuerza decisiva en la victoria aliada ante las potencias del Eje en el teatro europeo en la Segunda Guerra Mundial. Durante las operaciones del frente oriental, el Ejército Rojo infligió un daño devastador en las fuerzas de la Alemania nazi, que desplegó el 80-83 % de sus fuerzas (Heer y Waffen-SS) en este frente, causando la mayoría de bajas totales en comparación con otros países aliados y finalmente capturando la capital alemana de Berlín tras una batalla en la que perecieron doscientas mil personas aproximadamente, entre civiles y soldados de ambos bandos.[cita requerida]

Cuando la Revolución de Octubre de 1917 dio el poder a los bolcheviques en varias ciudades importantes de Rusia, sus líderes como Lenin y Trotski mantuvieron como soporte armado del nuevo régimen a la Guardia Roja, un conjunto de soldados y obreros armados liderados por suboficiales que actuaban como "brazo armado del bolchevismo" pero sin estar efectivamente organizados como un ejército sino apenas como una milicia voluntaria, sin jerarquías ni reglamentos marciales. Además, la Guardia Roja estaba basada en soldados de filiación comunista que precisamente se habían negado a obedecer a sus oficiales, por lo cual dicho cuerpo rechazaba todo atisbo de disciplina castrense y se hallaba formado por voluntarios enlistados por tiempo determinado.

Cuando la reacción zarista y derechista dio lugar a la Guerra Civil Rusa en 1918, la jerarquía bolchevique vio la necesidad de sustituir a la Guardia Roja por una fuerza militar permanente. El Consejo de Comisarios del Pueblo creó entonces el Ejército Rojo mediante un decreto el 28 de enero de 1918, basándose en un principio de la Guardia Roja, a la cual se trató de dar una organización militar efectiva, creando rangos, departamentos, y colocándola bajo disciplina marcial. El 23 de febrero de 1918 marcó el día del primer proyecto de la masa del Ejército Rojo en Petrogrado y Moscú, y de la primera acción de combate contra la ocupación del Ejército Imperial Alemán.


Insignias del ejército rojo, 1919-1924
Comisión de reclutamiento al Ejército Rojo, 1918.
Lenin, Trotski y Voroshílov en el centro de la imagen junto a los soldados del Ejército Rojo, 1921.
Soldados del Ejército Rojo a comienzos de los años 30.
Reunión de comandantes de distritos militares, 1927. De los trece militares sobrevivieron a las purgas cuatro de ellos (*). De izda a dcha. De pie: Aleksandr Pávlov, Mijaíl Víktorov, Sháposhnikov (*), Aleksandr Vekman (*), Uborévich y Konstantín Avkséntievski (*). Sentados: Georgui Bazilévich, Mijaíl Levandovski, Tujachevski, Voroshílov (*), Nikolái Petin, Kork y Vladímir Orlov.
Tanques T-26 soviéticos camuflados en la frontera soviética con Japón, 1938.
Soldados del Ejército Rojo en otoño de 1941.
Un cartel estadounidense, 1942.
Escena de la entrada del Ejército Rojo en Bucarest el 30 de agosto de 1944.
Georgui Zhúkov, Mariscal de la Unión Soviética uno de los principales comandante del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial.