Emancipación de la mujer


La emancipación de la mujer, emancipación femenina, liberación femenina o liberación de la mujer es un concepto propio de la historiografía, la sociología, la antropología y otras ciencias sociales que hace referencia al proceso histórico por el cual las mujeres han reivindicado y conseguido, en numerosos casos, la igualdad legal, política, profesional, social, familiar y personal que tradicionalmente se les había negado. Es decir, la emancipación femenina es la historia de cómo las mujeres se liberaron de una gran parte de la opresión que el patriarcado ejercía sobre ellas solo por ser mujeres.[1]

Los estudios específicamente centrados en la mujer y sus derechos han recibido el nombre de: «estudios de género» (del inglés, gender studies) con la adición de un nuevo uso, no reconocido por la Academia, a la palabra castellana "género".

Con estas denominaciones conocemos un proceso histórico o movimiento social de la edad contemporánea. Desde finales del siglo XVIII, durante la revolución francesa, se empezaron a reivindicar los derechos de la mujer o la igualdad de derechos entre los sexos. También denominada emancipación o más tarde, liberación de la mujer. A lo largo de la historia, en todas las civilizaciones. El mito del matriarcado no reflejaría una realidad histórica de predominio de las mujeres, sino una realidad antropológica muy diferente.

La lucha por los derechos políticos de la mujer se inició infructuosamente durante la revolución francesa de 1789; los protagonistas de esta revolución, denunciaron que la libertad, igualdad y fraternidad solo se referían a los hombres y no a las mujeres. Una de las voces de protesta más enérgicas fue la de Olympe de Gouges, autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, en 1791, dos años después de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. El documento escrito por Gouges reclamaba para las mujeres los mismos derechos políticos que disfrutaban los hombres, el sufragio entre ellos. Si ellas podían subir al cadalso, también debían poder ocupar cargos públicos. Tristemente, este documento no tuvo éxito. De Gouges, en medio de esta sangrienta revolución, fue decapitada en una guillotina. Pocos años después, Napoleón, en su código legislativo, sometería a la mujer a una aún más estricta autoridad masculina.[2][3]


Emmeline Pankhurst, una prominente activista política inglesa líder del movimiento sufragista británico.
La lucha de la mujer por su libertad y su vestimenta. Antes de la Segunda Guerra Mundial, las mujeres no podían usar ropa que no fuera modesta . En la década de los años treinta, las mujeres comenzaron a usar ropa moderna y se les otorgó más libertad.
Celebración del 8 de marzo, organizado por el Sindicato de unidad nacional de mujeres trabajadoras ("Jatiyo Nari Shramik Trade Union Kendra") en Dhaka, Bangladés.
ATEM grupo feminista- Día Internacional de la Mujer.jpg
Péle Pastorino (izquierda) y Victoria Ocampo (derecha), en 1972. Fotografía de los Archivos Villa Ocampo.