Escocés (lengua germánica)


El escocés (nombre vernáculo: Scots, Scottis o Lallans) es una variedad lingüística germánica hablada en las Tierras Bajas de Escocia y en partes de Irlanda (en donde se le conoce como escocés de Ulster).[2]​ A veces se le denomina escocés de las Tierras Bajas para distinguirlo del gaélico escocés, una lengua céltica que se hablaba históricamente en las Tierras Altas, las islas Hébridas y Galloway a partir del siglo XVI. Existe controversia acerca de si el escocés y el inglés de Inglaterra son el mismo idioma con ciertas diferencias o son dos idiomas distintos. Según un sondeo gubernamental realizado en 2010, un 64 % de los escoceses consideran que son el mismo idioma.[3]

Es una lengua germánica que, junto con el inglés, el alemán y el neerlandés, forma parte de la rama occidental. Su parentesco más próximo lo tiene con el inglés y el frisón, con el que forma el subgrupo del germánico insular.

Existe una discusión sobre el estatus real de la lengua como dialecto del inglés o como lengua autónoma y distinta. Desde la unión de Escocia con Inglaterra para formar el Reino de Gran Bretaña no existe una lengua estándar ni un estándar de escritura común a todos los dialectos.

El escocés se habla en las Tierras Bajas de la propia Escocia, así como en Irlanda del Norte y en las zonas fronterizas con esta de la República de Irlanda.

No tiene estatus oficial en ninguno de los países en que se habla. Sin embargo, el Reino Unido ha aceptado el escocés como lengua regional y la ha reconocido como tal bajo la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias o Regionales.

También se discutió sobre el estatus de esta lengua en las negociaciones de paz de Irlanda del Norte iniciadas en 1998.


Mapa de los dialectos del escocés.
Estatua de Robert Burns en Canberra, Australia, sobre el pedestal se puede leer en escocés: O wad some power the giftie gie us / to see ourselves as they see us / It wad frae monie a blunder free us / an foolish notion.
Christine hablando shetlandico