Escuela de Palo Alto


La Escuela de Palo Alto "Colegio Invisible" puede incluirse en la Perspectiva Interpretativa y está relacionada con el Interaccionismo simbólico. Ambas corrientes destacan por considerar la comunicación como una interacción social, más que en función de sus contenidos. Se centra en la defensa de que las relaciones sociales son establecidas directamente por sus participantes como sujetos que interactúan, así que la comunicación puede entenderse como la base de toda relación personal. La importancia de la Escuela de Palo Alto en el desarrollo de las teorías de la comunicación es destacada por algunos autores, como por ejemplo Valbuena, que la considera como base de los conocimientos gnoseológicos de la Teoría General de la Información. Sus principales representantes son Gregory Bateson, Ray Birdwhistell, Don D. Jackson, Stuart Sigman, Albert Scheflen, Paul Watzlawick, Edward T. Hall y Erving Goffman.

En los años 60´ comienzan a manifestarse en todo el mundo movimientos de liberación popular nacionalistas y grandes revueltas civiles como el movimiento anti bélico en los Estados Unidos, en contra de la guerra de Vietnam. La comunicación de masas también adquiere un avance importante y un ejemplo clave es la televisación de la llegada del hombre a la luna. En este contexto surgió en EE. UU la Escuela de Palo Alto o “Invisible”. Esta escuela, junto con muchas otras de América y Europa, surgió para dar respuesta a problemáticas de comunicación. El desarrollo de sus teorías surgen en las décadas 50´ y 60´ en un mundo arbitrado por dos grandes potencias como EE. UU. y la U.R.S.S en la llamada guerra fría. En esta época la economía mundial transitaba por un proceso de recuperación, sobre todo en Europa y el mundo contemplaba el surgimiento de un gigante como EE. UU, marcado por la concentración de las industrias de la información, de la publicidad, y de servicios de comunicación no publicitaria para empresas e instituciones, la creación de grandes cadenas comerciales y de comunicación masiva.

Se había desarrollado la lingüística, la gramática, la fonética, la literatura y las formas literarias, la crítica literaria, el cine y el lenguaje cinematográfico, la fotografía y la composición, algunos aspectos de la teoría semiótica, algunos aspectos del comportamiento humano vistos desde la psicología, algunos aspectos del origen de ciertos comportamientos del hombre estudiados desde lo biológico, algunos comportamientos de los grupos humanos y las sociedades vistos desde la sociología.[1]


University Avenue, en Palo Alto, California.