Estación de ferrocarril


Una estación ferroviaria o estación de ferrocarril es una instalación ferroviaria con vías a la que pueden llegar y desde la que se pueden expedir trenes. Se compone de varias vías, con desvíos entre ellas, y se delimita por señales de entrada en ambos sentidos. Adicionalmente son un punto de acceso al ferrocarril de pasajeros y mercancías, aunque no es una condición indispensable para ser una estación.

Suelen componerse de andenes junto a las vías y un edificio de viajeros con servicios como venta de billetes y sala de espera.

Antes de la proliferación actual de señales ferroviarias, la única manera de controlar la circulación de trenes (para evitar las colisiones entre ellos) era controlando la llegada y la expedición de trenes en las propias estaciones, para que no hubiera dos trenes en la misma vía. Esto ha provocado que las estaciones sean un punto fundamental en la gestión de la circulación, siendo siempre inicio o fin de cantón. Además los itinerarios de los trenes tienen que comenzar y terminar en estaciones, y no en plena vía.

La importancia de las estaciones se ha reducido actualmente gracias a la proliferación de los sistemas de bloqueo automático que permiten situar señales en plena vía y controlar la explotación ferroviaria a distancia, de modo que el número de estaciones necesario es mucho menor.

Aun con los nuevos bloqueos, los desvíos y las señales se suelen acumular en las estaciones, por lo que se sigue situando en ellas la mayor parte de la gestión de la circulación. El control de la circulación de trenes en el interior de las estaciones se lleva a cabo a través de un dispositivo llamado enclavamiento.

Los apeaderos y los cargaderos son también puntos de acceso de los pasajeros y las mercancías al ferrocarril, aunque se distinguen de las estaciones en que se sitúan en plena vía y no tienen influencia en la gestión de la circulación, ni precisan de desvíos ni señales.


Estación de Fráncfort del Meno
Ejemplo de arquitectura del hierro ferroviaria del siglo XIX: vidriera de la estación de Abando en Bilbao, (España).
Andenes subterráneos de la estación de Logroño.
Estación de Desamparados en Lima, de estilo Académico Francés.
Frente de la estación Rosario Central Córdoba, del ex Ferrocarril Central Córdoba (hoy Ferrocarril General Manuel Belgrano).
Instalaciones para mercancías en una estación.
Un andén de la estación de Diegem en Machelen (Bélgica). Véase las franjas amarillas con relieve en el suelo que marcan la distancia de seguridad con la vía.
Unas puertas de andén en la estación de Minatojima en Kōbe (Japón).