Eucaristía


La Eucaristía (del griego εὐχαριστία, eucharistía, acción de gracias), llamada también Santo Sacrificio,[1]Cena del Señor,[2]Fracción del Pan, Comunión, Santísimo Sacramento, Santos Misterios o Santa Cena, según la tradición de las iglesias católica, ortodoxa, copta, anglicana, presbiteriana y algunas denominaciones luteranas, considerado como un sacramento, es el cuerpo y la sangre de Jesucristo bajo las especies de pan y vino.

Los elementos de la Eucaristía son el pan sacramental y el vino sacramental que se consagran en un altar y se consumen a partir de entonces. Los comulgantes, aquellos que consumen los elementos, pueden hablar de "recibir la Eucaristía", así como de "celebrar la Eucaristía".

Los católicos creen que por la consagración las sustancias del pan y el vino en realidad se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo (transubstanciación) mientras las apariencias (o "especies") del pan y el vino permanecen inalteradas. Los luteranos creen que el cuerpo y la sangre de Cristo están realmente presentes "en, con y bajo" las formas del pan y el vino (unión sacramental). Los cristianos reformados creen en una presencia espiritual real de Cristo en la Eucaristía. La teología eucarística anglicana afirma universalmente la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Otros, como los cristadelfianos consideran que el acto es solo una recreación simbólica de la Última Cena y un memorial conmemorativo.

En la Iglesia católica, en las Iglesias ortodoxas, copta y en la Iglesia anglicana, la eucaristía se considera la fuente y culmen de la vida de todo cristiano. De acuerdo al catecismo de la Iglesia católica la eucaristía representa un signo de unidad, vínculo de caridad y banquete pascual en el que se recibe a Cristo, el alma se llena de gracia y se nos da prenda de la vida eterna.[3]

El Nuevo Testamento fue originalmente escrito en idioma griego y el sustantivo griego εὐχαριστία (eucharistia), que significa "acción de gracias", es mencionado algunas veces en este,[4]​ mientras que el verbo griego relacionado εὐχαριστήσας se encuentra varias veces en los relatos del Nuevo Testamento de la Última Cena,[5][6][7][8][9]​ incluyendo el primer relato más antiguo:[6]

El término εὐχαριστία (eucharistia) aparece como rito[6]​ en la Didaché (documento de finales del siglo I o principios del II),[11][12][13][14]​ y por Ignacio de Antioquía (que murió entre 98 y 117)[13][15]​ y por Justino Mártir (Primera Apología escrita entre 155 y 157).[16][13][17]​ Hoy en día, "la Eucaristía" es el nombre todavía usado por los ortodoxos orientales, católicos, anglicanos, presbiterianos y luteranos. Otras denominaciones protestantes rara vez usan este término, prefiriendo "Comunión", "La Cena del Señor" o "Partición del Pan".


Elevación de la Eucaristía, después de la consagración en el rito romano tradicional.
Preparación de las especies y objetos litúrgicos para la Divina Liturgia según el Rito eslavo-bizantino.
Gérard de Lairesse - La institución de la Eucaristía
Santo Tomás de Aquino
Martín Lutero
Concilio de Trento.
Padres conciliares en el Concilio Vaticano II.
Sacerdote católico eleva la hostia y el cáliz consagrados.
Martirio de San Ignacio de Antioquía.
La Misa de Bolsena, de Rafael.
La Última Cena fresco en Milán (1498), de Leonardo da Vinci.
"Breve resumen de la disposicion, reverencia, y pureza con que deven llegar los Fieles à recibir el Santissimo Sacramento del Altar" (Juan Bautista Sicardo, 1673)