Eufema


En la mitología griega, Eufema (en griego antiguo Ευφημη y en latín Eupheme, «aclamación») fue la personificación de las palabras de buen augurio, aclamación, elogios, aplausos y gritos de triunfo. Era opuesta a Momo (Crítica). Era hija de Hefesto y Aglaya y hermana de Euclea (Buena reputación), Eutenea (Prosperidad) y Filofrósine (Amabilidad).[1][2]