Europa


Europa es un continente ubicado enteramente en el hemisferio norte y mayoritariamente en el hemisferio oriental. Las fronteras de Europa están situadas en la mitad occidental del hemisferio norte, limitada por el océano Ártico en el norte, hasta el mar Mediterráneo por el sur. Por el oeste, llega hasta el océano Atlántico. Por el este, limita con Asia, de la que la separan los montes Urales, el río Ural, el mar Caspio, la cordillera del Cáucaso, el mar Negro y los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos.[2]​ Europa es uno de los continentes que conforman el supercontinente euroasiático, situado entre los paralelos 35º 30’ y 70º 30’ de latitud norte.[3]

Europa es el segundo continente más pequeño en términos de superficie. Abarca 10 530 751 kilómetros cuadrados o el 2 % de la superficie del mundo y alrededor de 6,8 % del total de las tierras emergidas. Alberga un gran número de estados soberanos, cuyo número exacto depende de la definición de la frontera de Europa, así como de la exclusión o inclusión de estados parcialmente reconocidos. De todos los países europeos, Rusia es el mayor en superficie (al mismo tiempo que es el estado soberano reconocido internacionalmente más extenso del mundo), mientras que la Ciudad del Vaticano es el más pequeño (al mismo tiempo que es el estado soberano e internacionalmente reconocido más pequeño del mundo). Europa es el cuarto continente más poblado después de Asia, África y América, con una población de 740 813 959 (año 2015) o alrededor del 10,03 % de la población mundial.[4]

Europa, en particular la Antigua Grecia, es la cuna de la cultura occidental. La caída del Imperio romano de Occidente, durante el período de la migración, marcó el fin de la Edad Antigua y el comienzo de una era conocida como la Edad Media.

El Renacimiento con sus consiguientes humanismo, arte y ciencia, además de la exploración llevaron al "viejo continente", y finalmente al resto del mundo, a la Edad Moderna. A partir de este período las naciones europeas desempeñan un papel preponderante en los asuntos mundiales, desde el siglo XVI en adelante especialmente, después del comienzo de la colonización. En los siglos XVII y XVIII, las naciones europeas controlaron la mayor parte de África, América, y gran parte de Asia, y posteriormente también Oceanía.

La Revolución Industrial, que comenzó en el Reino Unido en el siglo XVIII, dio lugar a un cambio radical en los ámbitos económico, cultural y social en Europa Occidental, y posteriormente en el resto del mundo.

La Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial condujeron a una disminución en el dominio de Europa en los asuntos mundiales cuando los Estados Unidos y la Unión Soviética tomaron la preeminencia.


Mapa de T en O del año 623, impreso en 1472, donde Europa aparece como una de las tres secciones del mundo, junto a Asia y África, rodeadas por un océano circular.
     Europa de acuerdo con una definición ampliamente aceptada     La extensión sobre territorio asiático de Estados europeos     Territorios considerados europeos por razones histórico-culturales
Europa y el toro de Gustave Moreau (c. 1869).
El disco celeste de Nebra, descubierto en Alemania es la representación más antigua que se conoce de la bóveda celeste.[14]
Mapa de Europa de Gerardus Mercator.
Proceso de ampliación de la Unión Europea.
Topografía de Europa.
Europa desde el espacio
Regiones biogeográficas de Europa.
Diagrama de Euler con las relaciones intergubernamentales en Europa
Naciones europeas según renta per cápita.
Bandera oficial de la Unión Europea.
Proporción de la población de 65 años o más (% población total) a 2008 y a 2018. Fuente: Eurostat
Tampere es una de las ciudades más atractivas de Finlandia y los países nórdicos.[23][24][25][26][27]
Familia sami en 1900.
Lenguas de Europa.
Religiones de Europa.
La Basílica de San Pedro es un ejemplo de arquitectura europea.