Factores de producción


En economía, los factores de la producción son los recursos empleados para producir bienes y servicios que satisfacen las necesidades humanas.[1]​ Todos los bienes, que se brindan en una sociedad, se consiguen por medio de la utilización de los factores productivos.[2]​ Se consideran tres grandes clases: tierra, trabajo y capital.[3][4]​ La producción transformada en renta se distribuye entre ellos, obteniendo así una remuneración.

Los economistas clásicos consideraron que existían tres factores de producción que denominaron "tierra", "trabajo" y "capital".[3]​ Esta división dependía en gran medida de la estructura económica típica del siglo XIX, donde el llamado sector primario era el responsable de gran parte de la producción y por tanto de la renta nacional en todos los países. Así el factor "tierra" era un factor de producción, debe entenderse que el factor "tierra" no solo debía entenderse como la cantidad de tierras agrícolas o forestales de las que se podía extraer beneficio económico, sino también recursos naturales o mineros. Así en la producción de un cierto mineral, los economistas clásicos contabilizaban que la cantidad y calidad del mineral por extraer en la mina era un factor que afectaría directamente a la cantidad producida.

Los economistas clásicos —Adam Smith, David Ricardo, etc.— subsumieron en el factor Trabajo la actividad de los emprendedores, que los fisiócratas consideraban factor aparte.

Modernamente, se ha argüido que las rentas derivadas de la propiedad inmobiliaria y, en general, de los recursos naturales, se pueden computar dentro del "factor capital", e igualmente la cantidad de recursos puede considerarse una forma de capital, ya que otras formas de capital pueden ser intercambiadas para adquirir recursos naturales que sirvan de base a la producción.[cita requerida]

Así el llamado factor "tierra" sería todo lo que encontramos en la naturaleza disponible para la producción. Sería el conjunto de recursos naturales empleables en el proceso productivo de bienes y servicios. No sólo comprendería la tierra propiamente dicha, como se ha mencionado; sino también incluiría el agua, las plantas, los animales, los minerales, las fuentes de energía, etcétera.

Los factores de producción son todos aquellos recursos que, por sí solos o creados por el hombre, se emplean en los procesos de elaboración de bienes y en la prestación de servicios, que constituyen la primera fase de la actividad económica, la Producción (Oferta), antes de la distribución de la Renta y del Gasto (Demanda: Consumo y Ahorro). Tradicionalmente se distinguió entre tres factores (o clases de factores) de producción: