Fagus


Fagus es un género de árboles caducifolios de la familia de las fagáceas, nativos de las zonas templadas de Europa, Asia y Norteamérica, llamados comúnmente hayas. Tiene diez especies.

Son árboles altos y longevos, de porte anchamente cilíndrico si crecen aislados. El tronco suele ser recto, no ramificado. La corteza es lisa. Las hojas son enteras o escasamente dentadas, de 5 a 15 cm de largo y de 4 a 10 cm de ancho con un pecíolo corto. Las flores, llamadas "friz", son unisexuales, sin corola; las masculinas son péndulas, con un pedúnculo largo, mientras que las femeninas, provistas de un pedúnculo más corto, son erectas. Ambas aparecen en las axilas de las hojas, en la primavera, una vez que las hojas nuevas se despliegan. Se polinizan por el viento (véase anemofilia). El fruto, llamado hayuco, es pequeño (de 10 a 15 mm de largo), contiene dos semillas de forma piramidal, envueltas en una cúpula cerrada cubierta de cerdas, que en la madurez se abre en cuatro partes y deja caer las semillas. Es comestible, aunque por su contenido de tanino puede ser algo áspero o amargo si está crudo; tostado tiene un sabor que recuerda al de las avellanas.

Fagus: nombre genérico latino que se remonta a una antigua raíz indoeuropea que encuentra parentesco en el griego antiguo φηγός phēgós "tipo de roble"[3]

Fagus sylvatica fue una especie que llegó tarde a Gran Bretaña después de la última glaciación, y puede haberse limitado a los suelos básicos del sur de Inglaterra. Algunos sugieren que fue introducida por tribus neolíticas que plantaron los árboles por sus nueces comestibles.[5]​ El haya está clasificada como nativa en el sur de Inglaterra y como no nativa en el norte, donde a menudo se elimina de los bosques "nativos".[6]​ Grandes zonas de los Chilterns están cubiertas de bosques de hayas, que son el hábitat de la campanilla común y de otra flora. La Reserva Natural Nacional de Cwm Clydach en el sureste de Gales fue designada por sus bosques de hayas, que se cree que se encuentran en el límite occidental de su área de distribución natural en este escarpado desfiladero de piedra caliza.[7]

El haya no es autóctona de Irlanda; sin embargo, se plantó ampliamente a partir del siglo XVIII y puede convertirse en un problema que haga sombra al sotobosque del bosque autóctono.

Hoy en día, el haya está muy plantada como seto y en los bosques de hoja caduca, y los rodales maduros y en regeneración se dan en toda Gran Bretaña continental a elevaciones inferiores a unos 650 m (2100 pies).[8]​ El seto más alto y largo del mundo (según Guinness World Records) es el Meikleour Beech Hedge en Meikleour, Perth and Kinross, Escocia.


Haya europea.
Hayas de troncos curvados, a la orilla de un canal en Bélgica.
Haya europea (Fagus sylvatica)
Hayas en Ehrenbach, Alemania
Haya norteamericana, vista en otoño
Haya china (Fagus engleriana')
Beech Tree fotografiado por Eugène Atget, circa 1910-1915