Franco Nero


Franco Sparanero (San Próspero, Parma, 23 de noviembre de 1941), más conocido por su nombre artístico Franco Nero, es un actor de cine italiano. En 1968 ganó el Premio David de Donatello.

Su niñez y adolescencia transcurrieron en las ciudades de Bedonia y Milán. Estudió y se tituló en contabilidad. Quiso continuar su carrera estudiando economía y comercio en Milán, pero pronto la abandonó para continuar estudiando en el Piccolo Teatro di Milano. Participó como modelo en algunas revistas del género llamado fotonovela. Interpretó varios papeles cinematográficos desde 1962, pero fue su aparición en 1966 en el filme del género spaghetti western Django, del director Sergio Corbucci, el que lo lanzó a la fama.

El primer papel de Nero en el cine fue un pequeño papel en Pelle viva (1962), y tuvo su primer papel principal en Django (1966) de Sergio Corbucci, un Spaghetti Western y una de sus películas más conocidas.[1][2]​ En 1966, Django, apareció en ocho películas más estrenadas ese año, incluidas Texas, Adios (1966) y Massacre Time.

En 1967 apareció en Camelot como Lancelot, donde conoció a su pareja romántica de toda la vida, y más tarde a su esposa, Vanessa Redgrave.[3][4]​ Después de esto apareció en la película de la mafia Il giorno della civetta junto a Claudia Cardinale estrenada en 1968.[5]

La falta de dominio del inglés tendía a limitar estos papeles, aunque también apareció en otras películas en inglés, como The Virgin and the Gypsy (1970), Force 10 from Navarone (1978), La justicia del Ninja (1981) y Die Hard 2 (1990).[6]

Aunque a menudo encasillado en películas como Los amigos (1973) o Keoma (1976), ha intentado una impresionante variedad de personajes, como Abel en la epopeya de John Huston The Bible: In The Beginning (1966), el ingeniero humillado en busca de venganza en Street Law, el teniente gay en Querelle (1982) y el héroe medieval serbio en The Falcon (1983). Ha aparecido en más de 150 películas y ha escrito, producido y protagonizado una: Jonathan degli orsi (1993).


Franco Nero y Jennifer O'Neill
en un fotograma de Gente di rispetto.