Fuente primaria


Una fuente primaria se refiere a las fuentes documentales que se consideran material proveniente de alguna fuente del momento, en relación a un fenómeno o suceso que puede tener interés en ser investigado o relatado, es decir, es la materia prima que se tiene para realizar un determinado trabajo de investigación.[1]

También hay fuentes de información primarias llamadas inéditas, que no se encuentran al acceso público o de circulación restringida como las tesis o los informes.

En el caso de la historiografía, es lo que en su momento ha servido para escribir la historia. En efecto, en el origen del desarrollo de la historiografía, se encuentra la cuestión de la clasificación y la validación de las fuentes, cuando los historiadores analizaron y discutían sobre la escritura de la historia y de la prehistoria, y sobre la manera en que los conocimientos del pasado eran obtenidos aplicando la metodología de la historia. También se dividen en fuentes escritas y no escritas.


Documento de los papiros de Elefantina, en donde se solicita la reconstrucción de un templo judío en Elefantina.
Este fresco mural encontrado en una casa en Pompeya, es un ejemplo de fuente primaria, en relación a la tragedia de Pompeya, y con más generalidad, en relación a los tiempos de la Roma antigua.