Funcionario


Un funcionario es quien desempeña profesionalmente un empleo público.[1]​ Los funcionarios participan en la administración pública o de gobierno; y acceden a su condición a través de elección, nombramiento, selección o empleo.[cita requerida] Funcionario electo es el que accede a su cargo en virtud de una elección (cargo político). Los funcionarios también pueden ser nombrados «de oficio» (en virtud de otra oficina,[cita requerida] a menudo en una capacidad específica, como presidente, asesor, secretario). Algunas posiciones oficiales pueden ser hereditarias;[2]​ y en algunas formaciones históricas, ciertos cargos eran venales, es decir, podían ser objeto de compra.

Los cargos públicos son los que se desempeñan en las administraciones públicas o en los órganos constitucionales[3]​ y que, a diferencia de los ocupados por funcionarios profesionales, tienen carácter electivo o de confianza.[4]Max Weber fue el primer autor en respaldar la idea del servicio público como una característica necesaria de la modernidad.[5]​ El sector público emplea actualmente a más del 25 % de la fuerza laboral en muchos países occidentales.

El funcionario, en el ejercicio de sus funciones públicas, está vinculado al aparato estatal mediante un régimen de derecho público.

La relación laboral entre el funcionario y su organismo público suele tener bastantes diferencias con respecto a los contratos de trabajo del sector privado. Entre otras, estas diferencias suelen ser:

Según la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, en los países europeos con las economías más competitivas, como Dinamarca, Suecia o Finlandia, el porcentaje de funcionarios sobre la población activa era del 26% en el primer caso, y del 22% y el 19% en los otros dos. En España, sin embargo, el número de empleados públicos es del 13%.[7]​ El número de funcionarios en España ascendía en julio de 2021 a 1.463.078 de los 2.728.749 personas al servicio de las administraciones públicas (incluye 261.560 en la FFAA, 587.538 al servicio de administraciones locales y 1.624.811 trabajando para las comunidades autónomas)

El funcionariado tradicional chino, en cuya cúspide se situaban los mandarines, estaba vinculado al sistema de exámenes imperial.


Fotografía de funcionarios de Nueva Zelanda