Gasoducto


Un gasoducto[1]​ o gaseoducto[2][3]​ es una conducción de tuberías que sirven para transportar gases combustibles a gran escala. En la actividad económica actual, su función es muy importante.

Consiste en una conducción de tuberías por las que gases combustibles, principalmente el gas natural, circulan a alta presión desde un punto de origen hasta un centro de distribución. Se construyen enterrados en zanjas a una profundidad habitual de un metro y hasta dos metros, dependiendo del terreno y la seguridad. Excepcionalmente, se construyen en superficie.

Por razones de seguridad, las normas de todos los países establecen que a intervalos determinados se sitúen válvulas en los gasoductos, mediante las que se pueda cortar el flujo de gas en caso de algún incidente (como la falta de presión por una fuga de gas). Además, si el gasoducto es muy largo, puede ser necesario situar estaciones de compresión a intervalos, así como cables de fibra óptica (para la transmisión de la información y la detección de fugas de gas en la tubería), estaciones de emergencia, equipos contra incendios y caminos para poder acceder al lugar de la fuga de gas.

El inicio de un gasoducto puede ser un yacimiento o una planta de regasificación, generalmente situada en las proximidades de un puerto marítimo al que llegan buques (para el gas natural, se llaman metaneros), que transportan gas natural licuado en condiciones criogénicas de muy baja temperatura (−161 °C). También se construyen para conectar plantas de gas con las plantas envasadoras en las ciudades, para el llenado de cilindros de gas, o para la distribución de este por tuberías a ciudades, centros de consumo, industrias y plantas generadoras eléctricas.

Para cruzar un río en el trazado de un gasoducto se utilizan principalmente dos técnicas: la perforación horizontal y la perforación dirigida. Con ellas se consigue que tanto la flora como la fauna del río y de la ribera no se vean afectadas. Estas técnicas también se utilizan para cruzar otras infraestructuras importantes como carreteras, autopistas o líneas de ferrocarriles.

El tendido por mar se hace desde barcos especialmente diseñados, los cuales van depositando sobre el lecho marino la tubería una vez que ha sido soldada en el barco, con un sistema especial de instalación de tuberías como en el Mar del Norte, Inglaterra, Noruega y Rusia, con grandes barcos que funcionan como fábricas de tuberías y depositan la tubería en el fondo del mar.


Construcción de un gasoducto en Argentina, en 1960.
Una trampa de rascadores. Desde aquí se pueden lanzar los denominados indicadores de inspección de gasoductos, conocidos como pig por su nombre en inglés. instalación en Suiza.
Gasoducto en un paraje desértico de Antofagasta, Chile.
Señales que indican que hay un gasoducto cercano en esta zona junto a la calle.
Localización del gasoducto Nord Stream, entre Rusia y Alemania.
Señal que indica la presencia cercana de un gasoducto de alta presión.