Gematría


Gematría o gematria (en hebreo, גימטריה‎, translit. guematria, pronunciado /ɡə'meɪtriə/; en hebreo rabínico: גמטריא)[1]​ es un método de interpretación de nombres, palabras y frases hebreas basada en la asignación de valor numérico a cada carácter del alfabeto hebreo. A diferencia de la isopsefía y la numerología, la gematría también emplea la metátesis, afectando la pronunciación de las letras combinadas (un fenómeno común en hebreo). Usada sobre todo en el ámbito religioso-esotérico, también emplea métodos de interpretación cabalísticos.

En la gematría, una sola palabra puede traducirse en varios valores según el cifrado utilizado. Cuando la suma de los números de los caracteres que componen dos palabras distintas dan el mismo resultado, se percibe una analogía entre ambas y se considera que deben tener una conexión contextual y hasta esotérica.

Considerada una palabra hebrea, su origen podría derivarse del griego γεωμετρία (geōmetriā, lit. geometría, usando como traducción la gēmaṭriyā[2]​) aunque algunos estudiosos creen que se deriva del griego γραμματεια (grammateia, lit. "conocimiento de la escritura", raíz etimológica de la gramática). También es probable que ambas palabras influyeran en la formación del vocablo hebreo. Algunos morfólogos también sostienen que se deriva del orden del alfabeto griego, siendo gamma la tercera letra de dicho alfabeto.[3]

En español se puede pronunciar tanto como un vocablo de tres sílabas cuanto como un vocablo de cuatro sílabas (en cuyo caso la letra i llevaría un acento). La RAE recomienda el uso en español de la segunda forma, es decir gematría.[4]

En inglés, la palabra gematria ha existido desde el siglo XVII, a más tardar, a partir de traducciones de obras de Giovanni Pico della Mirandola. Aunque aparentemente su significado se deriva de la isopséfia griega, se utiliza en gran medida en los textos judíos, sobre todo en los asociados con la Cábala, influenciados por la lengua inglesa.

La gematría se originó como un sistema asirio-babilónico-griego de código alfanumérico o cifrado, que luego fue adoptado en la cultura judía.[5]​ A lo largo de la historia se han utilizado sistemas similares en otros idiomas y culturas, como la isopéfia griega (especulaciones numerológicas parecidas existieron ya en la escuela pitagórica[6]​), la numerología abyad o la gematría inglesa.