Geopolítica


La geopolítica es el estudio de los efectos de la geografía humana y la geografía física sobre la política y las relaciones internacionales. La geopolítica es un método de estudio de la política exterior para entender, explicar y predecir el comportamiento político internacional a través de variables geográficas.[1]​ Es una especialidad que se ocupa del estudio de la causalidad espacial de los sucesos políticos y de los próximos o futuros efectos de los mismos. Se nutre especialmente de otras disciplinas tales como la historia, las relaciones internacionales, la geografía política, la ciencia política, sociología y antropología. Realiza el estudio del medio ambiente, de acuerdo a sus características económicas, culturales y recursos de un estado.

La geopolítica se centra en el poder político en relación con el espacio geográfico. En particular, las aguas territoriales y el territorio terrestre en correlación con la historia diplomática. Académicamente, la Geopolítica analiza la historia y las ciencias sociales con referencia a la geografía y la política. Fuera de la academia, el pronóstico geopolítico es ofrecido por una variedad de grupos, incluyendo grupos sin políticos e históricos".

El término geopolítica tiene una connotación estratégica, incluso militar, mientras que el término geografía política se refiere más bien a la organización de estados, regiones, entidades administrativas, fronteras y habitantes.

En Europa las primeras ideas sobre geopolítica aparecen en la época de la Ilustración, como por ejemplo, en los ensayos de David Hume. En 1748, Montesquieu se refirió a la conexión entre geografía y política en El espíritu de las leyes. Atribuyó el espíritu de libertad a las potencias marítimas, mientras que la gran potencia continental Rusia encarnó el espíritu del despotismo.[2]

Hay muchos antecedentes de la geopolítica a lo largo de la historia. El profesor alemán de geopolítica Adolf Grabowsky cita autores como Heródoto, Polibio, Tucídides y Piteas, pero también Otto Maull o Karl Haushofer.[3]

Precursores indiscutibles y pioneros de la geopolítica fueron el geógrafo alemán Friedrich Ratzel, el politólogo sueco Rudolf Kjellén, el contralmirante estadounidense Alfred Thayer Mahan y el geógrafo británico Halford Mackinder. A excepción de Kjellén, ninguno de ellos llegó a usar el término geopolítica, y sus teorías apenas encontraron defensores en la academia universitaria previa a la Primera Guerra Mundial. Fue la literatura geopolítica de la posguerra la que convirtió a los cuatro autores en clásicos de la recién creada disciplina política.[4]


Las relaciones políticas entre los países pueden compararse con las estrategias de una partida de ajedrez.