Glenda Farrell


Glenda Farrell (30 de junio de 1904 - 1 de mayo de 1971) fue una actriz cinematográfica estadounidense.

Nacida en Enid (Oklahoma), llegó a Hollywood a finales de la época del cine mudo. Empezó su carrera con una compañía teatral a los 7 años de edad interpretando a Little Eva en La cabaña del tío Tom. Alternaba el trabajo en diferentes compañías teatrales de Broadway con su educación. Formó parte del reparto de Cobra y The Best People junto a la actriz Charlotte Treadway, en el teatro Morosco de Los Ángeles (California), en 1925.

Farrell firmó un contrato a largo plazo con la productora First National Pictures en julio de 1930. Le dieron un papel principal en Little Caesar, dirigida por Mervyn LeRoy.

Warner Bros firmó con ella para recrear en el cine su papel interpretado en la obra de Broadway Life Begins (La vida empieza). Farrell intervino en veinte películas en su primer año con el estudio. Se especializó en el papel de la típica rubia ocurrente, casquivana e insensible de los primeros títulos del cine sonoro, junto a su compañera de la Warner Bros Joan Blondell, con la cual trabajó frecuentemente.

Su personaje descarado fue utilizado con éxito en Little Caesar (Hampa dorada) (1931), junto a Edward G. Robinson, en I Am a Fugitive from a Chain Gang (Soy un fugitivo) (1932) junto a Paul Muni, en Havana Widows (1933) junto a Blondell, y en Mystery of the Wax Museum (1933), junto a Lionel Atwill y Fay Wray.

Llegó a ser una de las actrices de la Warner más prolíficas de los años treinta, consolidando su éxito con su propia serie de películas, con el papel de Torchy Blane "Chica Reportera". Con relación a este papel, se promocionó que Farrell era capaz de hablar 400 palabras en 40 segundos.


Farrell en una escena de The Keyhole.