Gobierno Federal de Transición (Somalia)


El Gobierno Federal de Transición (en somalí, Dowladda Federaalka Kumeelgaarka, en árabe, الحكومة الاتحادية الانتقالية‎) fue el gobierno internacionalmente reconocido de la República de Somalia hasta el 20 de agosto de 2012, cuando terminó oficialmente su mandato y se inauguró el Gobierno Federal de Somalia.[1]​ El Gobierno Federal de Transición fue establecido como una de las instituciones federales de transición de Somalia, tal como las definía la Carta Federal de Transición adoptada en noviembre de 2004 por el Parlamento Federal de Transición.

El Gobierno Federal de Transición oficialmente era el poder ejecutivo del Estado, mientras que el Parlamento Federal de Transición era el poder legislativo. El gobierno estaba encabezado por el presidente de Somalia, a quien el Gabinete informaba a través del primer ministro. Sin embargo, también se utilizó como término general para referirse a los tres poderes colectivamente.

Respaldado por las Naciones Unidas, la Unión Africana y los Estados Unidos, el Gobierno Federal de Transición luchó contra los insurgentes de Al-Shabbaab para asumir el pleno control de la parte meridional del país. En agosto de 2011, el Gobierno y sus aliados de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) lograron asegurar el control de todo Mogadiscio.[2]

En junio de 2011, tras el Acuerdo de Kampala, se prorrogaron los mandatos del presidente, del presidente del Parlamento y de los diputados hasta agosto de 2012.[3]