Grabado a buril


El grabado a buril o talla dulce[1]​ es un conjunto de técnicas de impresión y estampado en la que la imagen se graba haciendo una incisión (o "se burila") en una superficie y la línea así incisa o área hundida contiene la tinta.[2]​ Es la técnica opuesta a la impresión en relieve, en la que las partes de la matriz que forman la imagen sobresalen de la superficie principal.

Normalmente, como superficie o matriz se utilizan láminas de cobre o, en los últimos tiempos, de zinc, llamadas placas o planchas, y las incisiones se crean mediante aguafuerte, grabado, punta seca, aguatinta o media tinta, a menudo en combinación.[3]​ Las colografías también pueden imprimirse como planchas a buril.[4]

Tras el declive de la xilografía, que era la principal técnica de relieve, alrededor de 1550, las técnicas de grabado a buril dominaron tanto el grabado artístico como la mayoría de los tipos de ilustración y estampas populares hasta mediados del siglo XIX.

El grabado a buril o talla dulce es una técnica de huecograbado en la que se dibuja sobre una plancha de metal excavando líneas sobre una matriz ayudándose exclusivamente del buril; herramienta compuesta de un mango en cuyo extremo se ha sujetado una pieza alargada, de metal, con forma de cilindro al que se le han excavado dos caras que se cortan en una arista y se han afilado en bisel. Más que una técnica, es una manera de entender el grabado calcográfico, propia de los siglos XVII y XVIII en Europa.

El buril recuerda en su forma a un arado, y el grabador lo utiliza de una manera semejante; haciendo surcos sobre la plancha, de manera que cuanto mayor es la presión que ejerce, consigue realizar una incisión más profunda sobre ella, lo que provocará que se aloje luego una mayor cantidad de tinta. Los surcos producidos por el buril retendrán la tinta que posteriormente pasará al papel al impresionarlo en el tórculo o prensa.

Se diferencia del punta seca en que lo que retiene la tinta es un surco, no una rebaba como en el caso de la punta seca, por lo que la duración de la plancha es mayor. Además las calidades que produce son distintas, las líneas son más nítidas y moduladas.


Talla dulce o intaglio.
Conjunto de buriles.
El interior de Bedlam de William Hogarth.
Micro-topography of an ordinary French post stamp (detail) showing the thickness of ink obtained by intaglio. The words la Poste appeared in white on red background and hence corresponds to areas with a lack of ink.
Banknote portrait pattern made with intaglio printing. Denomination: 1000 Hungarian forint. Depicted area: 18,1 x 13,5 milímetros (0,7 x 0,5 plg).