Grupo Antipartido


El llamado “Grupo Antipartido” (en ruso, Антипартийная группа) fue una facción del liderazgo del Partido Comunista de la Unión Soviética, quienes en mayo de 1957 intentaron, infructuosamente, destituir a Nikita Jruschov de su cargo de Primer Secretario. Su nombre proviene del epíteto que utilizó Jruschov para referirse a sus integrantes, entre quienes se encontraban Gueorgui Malenkov, Viacheslav Mólotov y Lázar Kaganóvich. La liberalización y la desestalinización llevada a cabo por el Primer Secretario, así como la denuncia de Stalin y sus crímenes, era rechazada por el ala más dura del partido, quienes intentaron realizar un golpe palaciego con el fin de poner término a tales programas.

La liberalización de la vida en la Unión Soviética, así como el desmantelamiento de gran parte de la institucionalidad represiva creada por Stalin, se iniciaron poco tiempo después del fallecimiento del líder. La famosa intervención de Jruschov en el cierre del XX Congreso del Partido Comunista en 1956, así como la denuncia de la persona de Stalin y su culto a la personalidad fueron considerados como hipócritas e ideológicamente equivocadas por los partidarios más acérrimos de Stalin. La hipocresía se demostraba en participación destacada de Jruschov en las grandes purgas, así como en la colectivización de la agricultura, al formar parte del núcleo más cercano a Stalin durante estos procesos. La idea de Jruschov de permitir la coexistencia pacífica de la URSS con los Estados Unidos era considerado un grave error, puesto que dejaba –según ellos- al país comunista abierto a recibir cualquier ataque. Además de lo anterior, tanto Malenkov como Mólotov habían sido destituidos de sus cargos como premier y ministro de Asuntos Exteriores un año antes, respectivamente. Asimismo otros temían por sus carreras y el futuro de su vida en una sociedad desestalinizada.