Grupos humanos


Grupos humanos o tipos humanos son expresiones habitualmente utilizadas, tanto en el lenguaje usual como en la terminología de las ciencias sociales, y que designan cualquier forma de establecer entre los seres humanos grupos o tipos.

Cuando esos grupos o tipos son seleccionados por características psicológicas[1]​ o físicas, del genotipo o el fenotipo; desde un punto de vista antropológico tradicional, desprestigiado por la moderna antropología, determinan las denominadas razas humanas o etnias, a las que incluso se atribuía una idiosincrasia típica (estereotipos, caracteriología), además de una supuesta superioridad o inferioridad.[2]

Los caracteres físicos son muy variados: estatura, complexión (robusta, delgada y media, o biotipos de Ernst Kretschmer: pícnico, atlético, leptosómico),[3]​ forma del cráneo (índice cefálico, dolicocefalia, braquicefalia), color del pelo, color de los ojos, color de la piel (fototipo), grupos sanguíneos, etc.

Distribución de los nueve grupos raciales de Stanley Marion Garn (amerindia, europea, africana, india, asiática, micronesia, melanesia, polinesia y australiana), dentro de los que subdividía hasta 34 "subrazas" locales.

Por su parte, la demografía establece grupos de población, con el fin de estudiar la estructura de la población: grupo por sexo y edad (pirámide de población), por relación con la ocupación (estructura laboral, estructura económica), etc.

Los grupos sociales son las distintas formas de agrupación humana caracterizadas por distintos tipos de adscripción, que coinciden o no con las características de la antropología física y con diversos factores sociales:


Ricos, pobres, señores, criados, hombres, mujeres, y distintas razas y edades representadas en El rico epulón y el pobre Lázaro, de Bonifacio de Pitati, ca. 1540.