Grupo parlamentario


El grupo parlamentario es un tipo de órgano parlamentario destinado a agrupar a los miembros de una Asamblea según su afinidad partidista, coordinar sus actuaciones y participar en la dirección de la institución en cuestión. También se denomina bloque, fracción parlamentaria o bancada. Varios bloques pueden formar a su vez un interbloque.

Los grupos políticos del Parlamento Europeo son similares a los grupos parlamentarios. Para conseguir apoyo económico o unirse a comités, un grupo debe contar con al menos 25 eurodiputados de siete Estados de la Unión Europea.

La figura del grupo parlamentario se presenta en multitud de instituciones públicas españolas, como el Congreso de los Diputados, el Senado y las asambleas autonómicas o locales.

Las condiciones para formar un grupo parlamentario están recogidas en el reglamento del Congreso de los Diputados y son las siguientes:

Sin embargo, en varias ocasiones distintas formaciones políticas minoritarias han conseguido un grupo parlamentario sin cumplir estrictamente los requisitos (de votos o escaños), gracias a la figura del "diputado prestado". Ésta consiste en que un partido presta a otra los diputados de una candidatura (y, por tanto; también los votos asociados a ella), en el momento de la constitución del Grupo, de forma que en conjunto alcancen los requisitos. Después los diputados prestados regresarán al Grupo Parlamentario de su formación original sin perjuicio para el nuevo Grupo de la formación minoritaria siempre, y cuando su número de diputados no se reduzca por debajo de la mitad del inicial, lo que significaría la disolución del Grupo de acuerdo con el reglamento del Congreso.