Hamás


Hamás[2]​ (en árabe, حماس‎ ‘entusiasmo’, ‘fervor’, y acrónimo de Harakat al-Muqáwama al-Islamiya, en árabe, حركة المقاومة الإسلامية‎, Movimiento de Resistencia Islámica) es una organización palestina que se declara como yihadista, nacionalista e islamista.[3][4][5][6]​ Su objetivo original, definido en su carta fundacional, fue el establecimiento de un Estado islámico en la región histórica de Palestina, que comprendería los actuales Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza, con capital en Jerusalén.[7]​ Sin embargo, en 2017 publicó un nuevo documento de principios según el cual reclama «el establecimiento de un Estado de Palestina completamente soberano e independiente, con Jerusalén como capital, en las fronteras del 4 de junio de 1967» y enfatizaba su carácter nacionalista por encima del religioso, aunque sigue sin reconocer a Israel ni abandonar la lucha armada.[8]​ Hamás cuenta con una serie de organizaciones dependientes que desarrollan sus actividades en muy diversos ámbitos, y abarcan desde la asimilación cultural y religiosa a los jóvenes a través de la madrasa, la asistencia social a los palestinos más necesitados (y a las familias de sus propios miembros muertos o presos en cárceles israelíes), la representación en las instituciones políticas palestinas a través de la lista Cambio y Reforma, hasta las Brigadas de Ezzeldin Al-Qassam, brazo armado de Hamás que ha sido acusado de practicar el terrorismo.

Hamás ha sido declarada organización terrorista por los Estados Unidos,[9]Israel, Japón,[10]Canadá,[11]Australia,[12]​ la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA);[13]​ y Egipto,[14]​ mientras que otros países como Rusia,[15]Turquía,[16]Brasil,[17][18]China,[19]Noruega,[20]​ o Suiza,[20]​ no la consideran como tal. La Unión Europea también la consideró organización terrorista desde 2003, aunque su Tribunal de Justicia apeló esta decisión para retirarlo de dicha lista.[21]​ El fallo del tribunal está pendiente del análisis del Consejo de la Unión Europea.[22]

Aunque Israel ayudó inicialmente a la creación de Hamás, tratando con ello de debilitar a la hasta entonces hegemónica OLP de Yasir Arafat,[23]​ desde su creación formal en 1987 hasta la actualidad, las distintas organizaciones que forman parte de Hamás se han convertido en objetivos prioritarios de las operaciones militares israelíes, que han terminado con la vida de importantes miembros del movimiento, incluyendo a su fundador y líder espiritual, el jeque Ahmed Yasín, y a su sucesor Ábdel Aziz ar-Rantisi,[24][25]​ muertos en «ataques selectivos» de las fuerzas militares israelíes.[26]​La carta fundacional de Hamás exhibe la influencia de teorías conspirativas antisemitas.[27]


Restos de cohetes Qassam lanzados por Hamás desde la Franja de Gaza.
Banderas con la shahada, llevada por los seguidores de Hamás.
Composición del Parlamento Palestino tras las elecciones de enero de 2006