Harriet Martineau


Harriet Martineau (Norwich, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, 12 de junio de 1802 - Ambleside, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, 27 de junio de 1876) fue una de las intelectuales más excepcionales, escritora prolífica, activista social (feminista y abolicionista), economista, socióloga y filósofa inglesa.[1]

Realizó contribuciones significativas a la economía política, la teoría sociológica, el periodismo, el debate sobre la Condición-de-Inglaterra y la Cuestión de la Mujer en la temprana y tardía edad Victoriana.

Proveniente de un hogar de creencia unitarista, siendo su padre un próspero negociante, permitió que tuviera posibilidades de acceder a una excelsa educación. Pese a que a sus 12 años de edad inició el desarrollo de su sordera, esto no le impidió recibir una esmerada educación. Hablaba varios idiomas, estudió astronomía, historia, física y matemáticas. Se dedicó al estudio de la filosofía y de las ciencias sociales.

Tras la muerte de su padre, en 1825, Harriet comenzó a escribir en periódicos, lo que le dio independencia y prestigio, algo difícil de conseguir para una mujer soltera en esa época. La lectura del libro de Jane Marcet "Conversaciones sobre Economía Política", en 1827, la llevó a interesarse y a querer difundir los principios de esta disciplina. A través de una colección de 25 novelas, "Ilustraciones de economía política" (1832) presentaba los conceptos y explicaciones sobre la producción, la distribución, el consumo de la riqueza y el comportamiento, así como las implicaciones que tendrían en los pobres.

Gran defensora de los derechos de la mujer, aconsejaba educar de forma equivalente a niñas y varones, pues las capacidades intelectuales eran las mismas. Viajó en 1834 a Estados Unidos donde apoyó activamente el movimiento abolicionista y uso como metáfora demoledora la diferencia entre los caballos y los esclavos: "los dueños de los caballos no abusaban sexualmente de ellos".

Su libro "How to Observe Morals and Manners", de 1838, se inscribe en la tradición filosófica que estudia los sentimientos morales.[2]


Martineau en sus últimos años, pintado por George Richmond
Harriet Martineau, 1861, por Camille Silvy
El nombre de Harriet Martineau en la sección inferior del memorial de los reformadores, Cementerio de Kensal Green