Hemisferio


En geometría del espacio, un hemisferio o semiesfera es cada una de las dos mitades de una esfera dividida por un plano que pasa por su centro.[1][2]​ La intersección entre dicho plano y la esfera es, además, un círculo máximo. La palabra hemisferio proviene del latín y este a su vez del griego: «hemi», mitad o media, y «sphera», esfera.

En cartografía y geografía, la Tierra, aunque no es una esfera perfecta, se puede dividir en hemisferios usando varios planos. Las dos divisiones clásicas son: norte-sur y oriental-occidental; aunque pueden definirse otras.

En astronomía, la esfera celeste también se puede dividir con planos relacionados con la Tierra. Son clásicos el hemisferio norte y sur celestes.

Dividiendo la Tierra con el plano que define la línea del Ecuador, se obtienen los hemisferios norte (o boreal o septentrional), y sur (o austral o meridional).[3]​ El primero contiene el Polo Norte, y el segundo, el Polo Sur.

Dividiendo la Tierra con el plano que definen el meridiano de Greenwich (longitud 0°) y su antimeridiano (180º) se obtienen los hemisferios occidental y oriental.[4]

Es posible determinar un hemisferio terrestre, que incluiría la superficie máxima, y un hemisferio marino, que contendría la mayoría de océanos.


Un gran círculo divide la esfera en dos hemisferios iguales.