Hemisferio sur


El hemisferio sur[1]​ (o austral o meridional) es una de las divisiones geodésicas clásicas en que se divide el planeta Tierra. Corresponde a la mitad del globo terráqueo ubicada al sur de la línea del ecuador, que lo separa del hemisferio norte. Actualmente, alrededor del 10 % de la población mundial vive en este hemisferio.

La mayor parte del hemisferio corresponde a océanos, ya que la mayor parte del Pacífico y del Índico, la totalidad del océano Antártico y la mitad del Atlántico se ubican aquí y suman una superficie de 206 millones de km² aproximadamente.[2]​ Relacionado con este amplio desarrollo oceánico en este hemisferio se ubican algunos extremos mundiales. Solo en este hemisferio se puede dar la vuelta al mundo navegando a lo largo de una misma latitud, en un viaje en dirección este-oeste. El viaje más largo se hace a lo largo de la latitud 56º, pasado por el pasaje de Drake que separa América de la península Antártica. Aquí se ubica también el punto del océano más alejado de toda tierra emergida, conocido como punto Nemo, en el océano Pacífico Sur; la isla más remota, Bouvet y la isla habitada más alejada de cualquier otro lugar habitado, Tristán de Acuña, ambas en el Atlántico sur y el aeropuerto más remoto, el Aeropuerto Mataveri en isla de Pascua, en el Pacífico sur.

Las tierras emergidas de este hemisferio son el continente antártico, la mayor parte de Sudamérica, gran parte de Oceanía, la parte austral de África y algunas islas de Asia. Todas suman una superficie de sólo 49 millones de km². [2]

En la historia geológica, hace 200 millones de años, durante el Jurásico, todas las masas continentales del hemisferio (junto otras) estaban unidas en un supercontinente denominado Gondwana, separado del supercontinente septentrional denominado Laurasia. Gondwana se disgrega en los continentes actuales, en el Cretácico. Es en estos periodos en que los mamíferos se diversifican y la existencia de supercontinentes, su posterior ruptura y el aislamiento de las distintas masas continentales forma parte de la explicación de la distribución actual de placentarios, marsupiales y monotremas.

El continente antártico rodeando el polo implica una gran diferencia con el hemisferio norte, donde el polo esta rodeado por océano. Esto explica el hecho de que en este hemisferio se ha registrado la mínima temperatura del planeta: -89,2 °C en el mes de julio de 1983 en la base Vostok.

En este hemisferio, el verano se extiende entre diciembre y marzo, mientras que el invierno lo hace entre junio y septiembre.


Mapamundi en proyección cilíndrica. Se señala el hemisferio sur en amarillo. No se muestra la Antártida
Mapa del hemisferio sur con división política. En proyección acimutal de Lambert. El centro es el polo sur y el círculo exterior, la línea del ecuador