Historia de China


La historia de China, una de las civilizaciones más antiguas del mundo con continuidad hasta la actualidad, tiene sus orígenes en la cuenca del río Amarillo donde surgieron las primeras dinastías Xia, Shang y Zhou.[1]​ La existencia de documentos escritos hace cerca de 3500 años ha permitido el desarrollo en China de una tradición historiográfica muy precisa, que ofrece una narración continua desde las primeras dinastías hasta la Edad Contemporánea. La cultura china, según el mito, se inaugura con los tres emperadores originarios: Fuxi, Shennong y finalmente el Emperador amarillo Huang, este último considerado como el verdadero creador de la cultura china. Sin embargo, no existen registros históricos que demuestren la existencia real de estas personalidades, las que de acuerdo con la transmisión oral de generación en generación, habrían vivido hace unos 5000 a 6000 años.[2]

La enorme extensión geográfica del estado actual de la República Popular China hace que la historia de todo este territorio abarque, en sentido amplio, a un gran número de pueblos y civilizaciones. Sin embargo, la cronología tradicional de la historia china se centra, en un sentido más restringido, en el grupo étnico de los chinos, y está íntimamente asociada a la evolución de la lengua china y su sistema de escritura basado en los ideogramas. Esta continuidad cultural y lingüística es la que permite establecer una línea expositiva de la historia de la civilización china, que, tanto desde los textos más antiguos del I milenio a. C., como desde los clásicos confucianos, pasando por las grandes historias dinásticas promovidas por los emperadores, ha continuado hasta el presente. Los descubrimientos arqueológicos del siglo XX, muy en especial los de los huesos oraculares, que recogen las primeras manifestaciones escritas en lengua china, han contribuido en las últimas décadas a un conocimiento más detallado de los orígenes de la civilización china.[3]


Mapa político animado de las dinastías en la historia de China.
China y los principales países ligados a su historia cultural: Corea, Japón, Mongolia, Vietnam y los territorios adyacentes del Sureste Asiático y Asia Central.
Cráneo del Hombre de Pekín, que data de hace entre 500 000 y 250 000 años.
Cultura de Longshan.
Expansión territorial de la dinastía Xia.
China a finales del siglo V, a finales del Período de las Primaveras y los Otoños.
Extensión de la dinastía Qin.
Qin Shi Huang, fundador de la Dinastía Qin.
La era de los Tres Reinos.
Esculturas budistas en las cuevas de Longmen, cercanas a Luoyang, de la época Wei del Norte.
Retrato del emperador chino Taizu de Song (r. 960-976), fundador de la dinastía Song tras la reunificación China. Para lograrlo, la dinastía Song libró una serie de guerras con la Liao por la dieciséis prefecturas del norte de China.
Kublai Kan (28 de septiembre de 1215-18 de febrero de 1294) (mongol: Хубилай хаан, Chino: 忽必烈汗) fue el quinto y último gran kan (1260-1294) del Imperio mongol y primer emperador de la dinastía Yuan (1271-1294).
Representación artística de Zhū Yuánzhāng, el fundador de la dinastía Ming.
Retrato del emperador Kangxi (1661 - 1722), uno de los principales monarcas Qing.
Sun Yat-sen, primer Presidente de la República de China.
El Generalísimo Chiang Kai-shek, el Presidente Franklin D. Roosevelt, y el Primer ministro Winston Churchill en la Conferencia de El Cairo en 1943. El apoyo internacional fue vital para la resistencia china.
Imagen del presidente Mao en la Puerta de Tian'anmen en Pekín.
El bombardeo de la embajada de la República Popular China en Belgrado se produjo el 7 de mayo de 1999, durante el bombardeo de la OTAN sobre Yugoslavia (Operación Fuerza Aliada). Cinco bombas JDAM lanzadas por Estados Unidos alcanzaron la embajada de China en el distrito de Belgrado de Nuevo Belgrado, matando a tres periodistas chinos e indignando a la opinión pública china. El presidente estadounidense Bill Clinton se disculpó formalmente por el bombardeo, al que calificó de accidental.[52]
Un miembro de la Policía Armada Popular vigila el Estadio Nacional durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos.
Imagen que muestra el tiempo que se necesita para transportar mercancía por vía marítima (36 días) desde el este de China hasta Europa, por los 16 días que se emplearían en el transporte ferroviario con la Nueva Ruta de la Seda.