Historia de Venezuela desde 1958


La historia de Venezuela desde 1958 comprende el período democrático iniciado tras el derrocamiento de la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez, finalizado con la llegada del Chavismo al país en 1999.[1][2]

Rómulo Betancourt es investido como Presidente en 1959. Le sigue Raúl Leoni en 1964 (AD), Rafael Caldera en 1969 (COPEI), Carlos Andrés Pérez en 1974 (AD), Luis Herrera Campins en 1979 (COPEI), Jaime Lusinchi en 1984 (AD) y nuevamente Carlos Andrés Pérez en 1989, período que no completará por un antejuicio de mérito y posterior enjuiciamiento por malversación. Esta estabilidad fue posible debido al Pacto de Puntofijo, un acuerdo de gobernabilidad en donde AD, COPEI y el URD se comprometian a reconocer los resultados electorales y evitar el sectarismo que existio el el Trienio Adeco.

Se excluyó al Partido Comunista de Venezuela, que asume la lucha armada en contra del pacto ya que según ellos la represión y el pacto no permitían una participación democrática, esta insurrecion duro decadas a pesar de que el pacto solo duro hasta 1967. A este alzamiento se le suma el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), división del Partido Acción Democrática. Estos partidos se pacificaron en el gobierno de Rafael Caldera (COPEI), aunque se mantuvieron otros movimientos como Bandera Roja (estalinista) y el Partido de la Revolución Venezolana (bolivariano).

La nueva era democrática trajo consigo cambios a nivel político y económico. En su gobierno no se otorgó más concesiones petroleras a las empresas que operaban en el país, se constituyó la Corporación Venezolana del Petróleo, y se creó la OPEP en 1960, por iniciativa de Juan Pablo Pérez Alfonzo. Paralelamente se adelantó una ley de Reforma Agraria que redistribuiría los terrenos improductivos con el fin de detener el declive de la producción agrícola, debido al boom petrolero. Igualmente, se sancionó una nueva constitución en 1961.

El nuevo orden tuvo sus antagonistas. Durante el mandato de Rómulo Betancourt tuvo que enfrentar los ataques de movimientos de extrema derecha, de los cuales destaca el alzamiento en San Cristóbal; y de la extrema izquierda con el apoyo del comunismo cubano, traducido en motines callejeros y movimientos insurreccionales como el protagonizado en la base naval de Carúpano. Por ejemplo durante un desfile militar, el Presidente Rómulo Betancourt sufrió un atentado planeado por el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo con el fin de reiniciar la dictadura en Venezuela. Los grupos izquierdistas excluidos del Pacto iniciaron una insurgencia armada, organizados en los focos guerrilleros de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, auspiciadas por el Partido Comunista.


Rómulo Betancourt, el "padre de la democracia".
Portada de revista de 1958 con los principales firmantes del Pacto de Puntofijo, de izquierda a derecha: Rafael Caldera, Jóvito Villalba y Rómulo Betancourt.
La Fuerza Aérea bombardea el Fortín Solano durante El Porteñazo, en 1962.
Rafael Caldera durante una visita al Campamento Mariscal Sucre. La Gran Sabana, 1971.
Un tanque en las escalinatas del Palacio de Miraflores en la noche del intento del golpe de Estado del 4 de febrero.
Hugo Chávez en 2007.
Escasez de combustible en Venezuela de 2002.
Tumba de Hugo Chávez en el Cuartel de la Montaña.
Nicolás Maduro.
Marcha de oposiciòn en marzo de 2017.