Historia del periodismo


La historia del periodismo es el desarrollo, a lo largo de la historia, del periodismo, entendido como una actividad regular y continua de recogida, elaboración y difusión de noticias sobre los principales acontecimientos que ocurren en el mundo, que llevan a cabo los periodistas.[2]​ La tendencia ha sido el incremento del número de noticias al alcance de los ciudadanos y de la velocidad de transmisión. Desde finales del siglo XVII los diarios han sido el principal medio de difusión de la actividad de los periodistas, a los que durante esa época se añadieron las revistas, en el siglo XX la radio y la televisión, y en el siglo XXI Internet.[3]

Tras un estudio comparado, Guillamet concluye que se puede afirmar que hay consenso en definir las etapas de la historia del periodismo; el antiguo o artesano (1609-1789), el moderno o liberal (1789-último cuarto del siglo XIX), el contemporáneo o industrial (último cuarto del siglo XIX-último cuarto del siglo XX) y el que se deriva de la aparición de Internet, en 1994.[4]Italia, Alemania, Francia, Inglaterra, España y los Estados Unidos, por este orden, son los países claves para la aproximación académica a la historia del periodismo.[5]

El periodismo se ha extendido gracias al crecimiento de la tecnología y el comercio, marcado por el advenimiento de técnicas especializadas para recoger y diseminar información que ha causado el aumento constante del alcance de las noticias disponibles y la velocidad con la que son transmitidas.

La historia señala como el primer diario en sentido estricto aquel que Julio César hizo colocar en el "Foro Romano" y al cual denominó el Acta diurna en el siglo I a. C. antes de nuestra era. "El periódico, como ha dicho Weise, 'debe su origen a Julio César'. Y nos explica como : 'Él fue quien primeramente reconoció el valor de la opinión pública, y por esto, durante el año de su consulado (59 a. de J.C.), hizo reunir diariamente, para utilidad general, las noticias de los acontecimientos más importantes. Así apareció el Diario Romano (Diurna urbis acta), cuya publicación obedecía, más que al propósito de realizar una información, al de dar noticias en tal forma que la opinión pública quedará influida en sentido gubernamental'".[6]

La invención de la imprenta, atribuida a Johannes Gutenberg en 1440, permitió una gran difusión de la Biblia y otros libros.

En la baja Edad Media, las hojas escritas con noticias comerciales y económicas eran muy comunes en las bulliciosas calles de las provincias burguesas. En Venecia, se vendían hojas al precio de una gaceta (moneda utilizada en Venecia en el siglo XVI), de las que provienen los nombres de muchos periódicos publicados en la Era Moderna y la Contemporánea.


Nixon abandonando la Casa Blanca poco antes de que su dimisión se convirtiera efectiva (9 de agosto de 1974) en el desenlace del Escándalo Watergate, uno de los hitos del periodismo de investigación.[1]
Portada del primer número del diario Tandil Tidende, escrito en danés en la ciudad de Tandil, Argentina. Edición del 8 de julio de 1880.
The Yellow Kid, en el origen de la prensa amarilla.