Hobyo


Su nombre quiere decir "aquí hay agua". Esto lo benefició como puerto desde el siglo XV. A partir del siglo XVI fue el puerto utilizado por los sultanes Ajuuraan de Qalafo para sus exportaciones a través del valle del Shabelle.

Fue también un puerto de salida por los peregrinos que iban a la Meca. Su abundancia de agua también la favoreció en el comercio con la costa del Benadir. El siglo XVII el clan hiraab de los hawiye se sublevaron y establecieron el sultanato de Hiraab, regido por imanes, que incluyó Hobyo, que estaba bajo un superficial protectorado omanita, y más tarde de los otomanos. La carencia de este puerto trajo la ruina al sultanato de Qalafo que finalmente fue absorbido por Abisinia en el siglo XX.

En 1878 se apoderó un príncipe Majeerteen, Yususf Ali Keenadid, que unos años antes había devuelto de su exilio a Adén con un grupo de 36 guerreros de la tribu hadhrami y construyó un fortín donde escondió armas y después repentinamente, con la ayuda de los hadhrami y de sus leales personales, derrotó a los hawiye y se proclamó sultán. Los imanes habían perdido mucho poder y residían en Mogadiscio con una autoridad lejana sobre los clanes hawiye de Hobyo. El resto del imamato pasó pronto a formar parte de la colonia italiana de Benadir.

En 1925 el sultanato de Hobyo fue anexionado a la colonia de la Somalia Italiana. El comercio se desplazó hacia Mogadiscio. Durante el dominio italiano (colonia, guerra, y mandato) y el periodo republicano (1960-1991) la ciudad no paró de decaer. Después de 1991 la ciudad fue el feudo de señores locales aliados a los señores de la guerra de Mogadiscio hasta que estos fueron derrotados entre marzo y junio del 2006 por la Unión de Cortes Islámicas. Esto dejó la región central de Somalia independiente y se proclamó el estado de Galmudug el 14 de agosto de 2006 del que Hobyo no formaba parte puesto que estaba rodeada por las fuerzas de las Cortes Islámicas, que entraron a la ciudad el 16 de agosto de 2006 habiendo huido el gobernante de la ciudad. Poco después los dirigentes de la ciudad anunciaron que querían formar parte del estado de Galmudug y las cortes islámicas volvieron a entrar a la ciudad el 1 de noviembre. En 2007 fuerzas etíopes y de Puntland expulsaron a los islamistas y los clanes locales se aliaron con estas fuerzas.