Iglesia (edificio)


En el cristianismo, una iglesia (en griego: ἐκκλησία, Ekklēsía «asamblea») es un templo destinado al culto religioso público. Cada edificio con esa función recibe la misma denominación que la asamblea[1]​ o reunión de fieles que acuden a él y que la institución eclesiástica, así como otras acepciones.[2]​ Hay muchos tipos de iglesias, desde el punto de vista arquitectónico.

Según su importancia y función institucional, una iglesia cristiana, con independencia de que sea un edificio aislado o pertenezca a un conjunto religioso, puede ser denominada:

Otras denominaciones que suelen usarse de forma más o menos informal y sin repercusiones canónicas, según sea su titular, son:

Además, algunos complejos arquitectónicos destinados a la vida religiosa (monasterios, abadías, conventos, cenobios, beaterios, misiones...) tienen una iglesia o un edificio destinado al culto, o incluso varios de ellos. Son denominadas, y con independencia de que pueden ser consideradas con alguno de los títulos anteriores, según el caso:

El término genérico que designa al (o a los) santo(s) al (los) que la iglesia está dedicada es la vocación o dedicatoria.

La iglesia mayor de una localidad, si no es la catedral, en Grecia se denomina "katholiki" sin relación con el catolicismo.


La chiesa di Santo Stefano in Borgogna a Milano de Arturo Ferrari, 1896.
Templo Salem de Cotonú, afiliado a las Asambleas de Dios, en Cotonú, en Benín, 2018
Casa de reunión de los Amigos de Buckingham en Pensilvania
Reconstrucción de una de las salas de la iglesia de Dura Europos.
San Miguel de Hildesheim, arte otoniano.
Iconostasio de la iglesia de Bellapais (Chipre).
Basílica de San Vicente (Ávila), una de las iglesias juraderas de Castilla.