Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada


La Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada o Iglesia de la Resurrección de Cristo (en ruso:Храм Спаса на Крови) es una iglesia de San Petersburgo, situada en la orilla del canal Griboedova (nombrado en honor de Aleksandr Griboyédov) cerca del parque del Museo Ruso y de la Avenida Nevski. El nombre oficial en ruso es Собор Воскресения Христова, que significa catedral de la Resurrección de Cristo, y fue construida sobre el lugar donde el zar Alejandro II de Rusia fue asesinado, víctima de un atentado el 13 de marzo de 1881 (1 de marzo para el calendario juliano, en vigor en Rusia en esa época). Durante la Segunda Guerra Mundial y el bloqueo de la ciudad, una bomba cayó encima de la cúpula más alta de la iglesia. La bomba no explotó y estuvo dentro de la cúpula de la iglesia durante 19 años. Cuando los obreros subieron a la cúpula para remendar las goteras, encontraron la bomba y la retiraron. Entonces se decidió comenzar la restauración de la Iglesia de la sangre derramada.

Tras 27 años de restauración, la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada fue inaugurada como museo estatal, donde los visitantes pueden conocer la historia del asesinato de Alejandro II.

La iglesia fue diseñada en estilo ecléctico conjuntamente por el arquitecto Alfred Parland y el archimandrita Ignati (nombre secular Mályshev), rector del monasterio Tróitse-Sérguievski. La construcción de la iglesia se inició en 1883 durante el reinado de Alejandro III, como conmemoración a su padre asesinado en ese mismo lugar dos años antes. Los trabajos concluyeron en 1907 bajo el reinado de Nicolás II: los fondos necesarios procedieron de las arcas de la familia imperial y de numerosas donaciones privadas.

A finales de marzo de 1883, el Zar aprobó la composición de la Comisión de Consolidación con el Gran Duque Vladímir Aleksándrovich como su director. La primera sesión de la Comisión decidió el nombre del templo, como la Iglesia de la Resurrección de Cristo, como lo sugirió el archimandrita Ignati.

Un fragmento de la barandilla de hierro fundido, pedazos de granito y algunas piedras manchadas de sangre de Alejandro II fueron retirados del lugar para mantenerlos como reliquias en la capilla en la Plaza de Konyúshennaya. Posteriormente, volvieron a donde pertenecían y se erigió un pabellón sobre el lugar, como solía hacerse en las tradiciones de la arquitectura rusa. El 6 de octubre de 1883, se celebró la ceremonia de colocación de la primera piedra con asistencia del metropolitano Isidoro de San Petersburgo y Nóvgorod y miembros de la familia imperial.


La iglesia en los años 1905-1915.
Típica arquitectura rusa.
Iglesia a la orilla del Canal Griboyédova.
Mosaicos en el interior de la iglesia.