Imperio mongol


El Imperio mongol (en mongol, Монголын Эзэнт Гүрэн) fue el segundo imperio más extenso de la historia y el mayor de los imperios constituidos por territorios continuos.[1][2][3][4][5]​ Fue fundado por Gengis Kan en el año 1206 y tuvo su punto álgido cuando alcanzó aproximadamente unos 24 000 000 km² de extensión.[6]​ Llegó a abarcar un territorio desde la península de Corea hasta el río Danubio,[2]​ a albergar una población de más de 100 millones de habitantes[7]​ y a incluir algunas regiones tan ricas e importantes como China, Mesopotamia, Persia, Europa Oriental, parte de la India o Rusia, entre otras.

El guerrero Temuyín unió todas las tribus mongolas bajo su mando hacia el año 1206, cuando fue proclamado Gran Kan bajo el nombre Gengis Kan. Enseguida se enfrentó al Imperio jhin de los Jurchen y los Xi Xia en el norte de China y, ante la resistencia del Imperio corasmio, fue a Asia Central donde devastó la Transoxiana y el oriente de Persia y penetró en el sur de Rusia y el Cáucaso. Durante la guerra contra Xia Occidental en 1227, Gengis Kan enfermó y murió.

El ejército de Gengis Kan, a pesar de ser relativamente reducido, contaba con una caballería bien preparada, arqueros expertos y disciplina entre sus líderes.[8]

Tras la muerte de Gengis en el año 1227, sus sucesores, bajo el segundo jan, Ogodei, continuaron la expansión. Esta expansión incluyó a Persia, acabó con los Xia y los restos de los corasmios, y condujo a un conflicto con la dinastía Song de China meridional, comenzando una guerra que no acabó hasta el año 1279 en el cual se produjo la ocupación total del país y la reunificación del gobierno de China bajo los mongoles. A finales de la década de 1230, los mongoles, bajo el mando de Batu Kan invadieron Rusia, provocando la muerte de alrededor de la mitad de la población local,[9]​ para luego reducir la mayoría de sus principados al vasallaje.

En el año 1241, tras haber derrotado a los ejércitos polaco y alemán en la batalla de Liegnitz, a los húngaros en la batalla de Mohi y a punto de lanzarse a la conquista de toda Europa, campaña que se prometía exitosa, tuvieron que volver a Mongolia para elegir al siguiente Gran Kan,[10]​ tras la muerte de Ogodei, si bien devastaron grandes áreas de Europa Oriental, incluidas Polonia, Lituania, Hungría, Rumanía, Croacia y Bulgaria.

Durante el año 1256, el nieto de Gengis Kan, Hulagu, partiendo desde la base mongola en Persia, conquistó el califato Abásida en Bagdad y destruyó el culto a los nizaríes, entrando por Siria y Palestina hacia Egipto. Pero el Gran Kan Möngke (su hermano) murió, por lo que Hulagu tuvo que volver para la elección de nuevo Gran Kan, y las fuerzas que había dejado como guarnición en Palestina al mando del general Kitbuqa fueron derrotadas por los mamelucos bajo el mando del sultán egipcio Kutuz y su general Baibars en el año 1260 en Ain Yalut.


Gengis Kan, fundador del Imperio mongol.
Mapa de los dominios mongoles, entre 1300 y 1405.
Invasiones de los mongoles a Japón
Estados tras la división del imperio mongol hacia el 1300.
General mongol Subotai de la Horda de Oro.
Miniatura persa que representa la conversión de Ghazan del budismo al islam.